Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hijo de Fidel asegura que "Coca-Cola y McDonald's son bienvenidos en Cuba"

Fidel y Raúl Castrocuatro.com

Uno de los hijos del ex presidente cubano Fidel Castro ha asegurado que las empresas estadounidenses "Coca-cola y McDonald's son bienvenidas en Cuba", en el marco de la normalización de las relaciones entre La Habana y Washington.

"Coca-Cola y McDonald's son bienvenidos a Cuba. Somos vecinos y podemos hacer Coca-Cola aquí, podemos hacer Mcdonald's aquí, no hay problema", ha dicho Alex Castro, uno de los hijos del líder de la Revolución Cubana, en una entrevista concedida a América Te Ve.
"Estamos haciendo un 'break' (paréntesis) en nuestro socialismo", ha confesado, aunque se ha apresurado a aclarar que "eso no quiere decir que estemos renunciando a él".
Además, ha asegurado que su padre "siempre ha estado de acuerdo con el acercamiento" entre Cuba y Estados Unidos. "Así que las conversaciones siempre han sido amenas en este sentido", ha afirmado.
También ha valorado la influencia que tiene su padre en el actual Gobierno, presidido por su hermano, Raúl, después de que la Casa Blanca le restara importancia por las críticas del histórico líder cubano al diálogo bilateral.
"A Fidel lo puedes comparar con un árbol muy grande que le da sombra a todo el mundo y Raúl es el árbol que está al lado de él, bajo su sombra", ha explicado.
NORMALIZACIÓN DE RELACIONES
El ex presidente ha reaparecido esta semana con una carta dirigida a la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) en la que asegura que no confía en la política de Estados Unidos, en su primera reacción sobre la normalización de las relaciones bilaterales.
"No confío en la política de Estados Unidos ni he intercambiado una palabra con ellos", ha dicho, aunque matizando que eso "no significa un rechazo a una solución pacífica de los conflictos". En este sentido, ha señalado que siempre defenderá "la cooperación y la amistad con todos los pueblos del mundo".
El pasado 17 de diciembre Barack Obama y Raúl Castro comparecieron ante el mundo en discursos casi simultáneos para anunciar que por primera vez en más de cinco décadas Estados Unidos y Cuba habían llegado a un acuerdo para iniciar el deshielo.
En un primer paso, la semana pasada una delegación estadounidense de alto nivel se entrevistó con las autoridades cubanas para abordar la reanudación de las relaciones diplomáticas, que pasa por la reapertura de embajadas en Washington y La Habana.
El Gobierno cubano ha fijado su meta en el fin del bloqueo comercial impuesto por Estados Unidos en 1960, pero Obama ha advertido de que se trata de un objetivo a largo plazo porque requiere la connivencia de la Casa Blanca y el Congreso.