Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Felipe González declarada persona 'non grata' en Venezuela

Felipe Gonzálezcuatro.com

La Asamblea Nacional de Venezuela ha declarado al expresidente del Gobierno Felipe González persona 'non grata' por "intentar interferir en los asuntos internos del Gobierno Bolivariano", según informa la prensa venezolana. González aceptó asumir la defensa de las dos principales figuras opositoras venezolanas encarceladas, Leopoldo López y el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma.

En concreto, el Parlamento venezolano ha sacado adelante esta propuesta durante la sesión plenaria en la que se debatía el 'Acuerdo en rechazo a las Declaraciones Injerencistas del Congreso de Diputados del Reino de España, de la Cámara del Senado de la República de Chile y la Cámara del Senado de la República de Colombia, en los Asuntos Internos de la República Bolivariana de Venezuela'.
En el caso del expresidente español, se argumenta que su actividad como defensor de opositores venezolanos supone una "interferencia" en asuntos de Estado. Felipe González aceptó asumir la defensa de las dos principales figuras opositoras venezolanas encarceladas, Leopoldo López y el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma.
La propuesta, que ha sido llevada a la Cámara venezolana por el diputado del Partido Comunista de Venezuela (PCV) Yul Jabour, condena además la "agresión" del Congreso español --que recientemente pidió la liberación de los opositores encarcelados-- y rechaza esta "resolución injerencista".
Igualmente, hace un llamamiento "a todos los patriotas para profundizar y fortalecer la consciencia revolucionaria y ratificar el compromiso con el Plan de la Patria y defensa de la Nación".
En su justificación, el diputado Jabour ha censurado que se hable en España de Venezuela como "un Estado fallido" en el que "no se respetan los derechos humanos" y en el que "la democracia es vulnerable".