Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fallece en Estambul antes de reencontrarse con su hijo desertor del DAESH

La masacre de Estambul sigue dejando testimonios desgarradores de supervivientes e historias escalofriantes de las 42 víctimas mortales. Es el caso del coronel tunecino Fathi Bayoudh que estaba en el aeropuerto de Ataturk en el momento de las explosiones esperando a su mujer. Él llevaba ya un mes en Turquía buscando a su hijo que desde hacía dos años formaba parte de las finas del Estado Islámico en Siria. Juntos iban a a encontrarse con su hijo Anouar. El joven, estudiante de medicina, mintió a sus padres hace dos años diciéndoles que iba a Suiza pero, en realidad, huyó a Siria, a unirse con las filas del EI. Ahora, sus padres le habían convencido y Anouar volvía a casa. El reencuentro ya no será posible.