Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FMI estudia revisar "ligeramente" al alza sus previsiones para la eurozona

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha afirmado este jueves que el organismo internacional estudia revisar "ligeramente al alza" sus previsiones económicas de la eurozona para 2017 y 2018 después de haber detectado que una recuperación "fortalecida" se está consolidando en la zona euro.
"Vemos claramente, en términos amplios y conducida por principalmente por la demanda doméstica y la creación de empleo, una recuperación fortalecida consolidándose en la eurozona. Esto nos llevará probablemente a revisar levemente al alza nuestras proyecciones y previsiones para 2017 y 2018", ha señalado en una rueda de prensa.
Lagarde ha explicado que, además de la recuperación económica, existe en Europa una "nueva realidad política" que, en opinión del FMI, podría conducir a un "fortalecimiento de la arquitectura de la eurozona".
La directora gerente del FMI ha sugerido "tres componentes" que la zona euro debería concluir para fortalecer la eurozona. En primer lugar, ha instado a completar la unión bancaria mediante la puesta en marcha de un fondo único de garantía de depósitos.
En segundo lugar, ha destacado la necesidad de tener un mercado común de capitales, aunque ha subrayado que su construcción se podría acelerar como consecuencia de la salida de Reino Unido del bloque comunitario y del traslado de algunas actividades financieras que actualmente se desarrollan en Londres.
Por último, Lagarde ha remarcado la importancia de que la eurozona se dote de una "capacidad fiscal" que se corresponda "no sólo con una verdadera unión monetaria sino también con una unión fiscal". Además, ha asegurado que las normas presupuestarias europeas deben cumplirse y respetarse en mayor medida de lo que se ha hecho recientemente.
Entre los retos a medio plazo a los que se enfrenta la zona euro, Lagarde ha citado el estancamiento de la convergencia de ingresos en los doce socios iniciales del euro y las diferencias entre la competitividad de los países.