Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FBI retrasa la entrega de los documentos sobre los contactos entre Comey y Trump

El FBI ha respondido este jueves a la solicitud realizada el pasado 17 de mayo por responsable de la Comisión de Supervisión de la Cámara de Representantes, Jason Chaffetz, para que entregara los documentos relacionados con las conversaciones entre el presidente de Estados Unidos y el exdirector del FBI James Comey, explicando que la entrega de tal información se retrasará hasta que realicen las "consultas" pertinentes.
Estas "consultas" responden, según el subdirector de la oficina de asuntos del Congreso del FBI, Gregory Brower, a la reciente designación del exdirector del FBI Robert Mueller como fiscal especial para la investigación sobre la presunta injerencia de Rusia en las elecciones del pasado 8 de noviembre.
"A la luz del desarrollo de los acontecimientos y de otras consideraciones, estamos llevando a cabo las consultas apropiadas para garantizar que todos los intereses implicados en su solicitud sean evaluados de forma apropiada", ha señalado en una escueta carta.
"Como siempre, agradecemos que continúen apoyando al FBI. Por favor, no duden en ponerse en contacto con mi departamento si necesitan asistencia en esta o en cualquier otra materia", ha concluido Brower en el texto.
Chaffetz pidió la semana pasada que el FBI presentara los documentos antes mencionados antes de este miércoles, 24 de mayo, entre el mandatario y Comey, a quien Donald Trump habría pedido que archivase las investigaciones abiertas sobre el exasesor de Seguridad Nacional Michael Flynn.
En una carta, Chaffetz pidió al jefe interino del FBI, Andrew McCabe, que entregue "todos los memorandos, anotaciones, sumarios y registros" de las comunicaciones entre Trump y Comey. La medida adoptada por la Comisión de Supervisión llegó después de que el diario 'The New York Times' se hiciera eco de un informe redactado tras el encuentro.
En la carta, de tan sólo tres párrafos, el jefe de la Comisión de Supervisión explicó que según el citado diario, en "al menos uno" de los informes redactados por Comey se describe "una conversación en la que el presidente hace referencia a la investigación del FBI sobre el exasesor de Seguridad Nacional Michael Flynn y en la que le dice a Comey: 'Espero que puedas dejarlo pasar'".
"Según esta información, 'el señor Comey redactó otros informes similares --incluyendo algunos clasificados-- sobre cada llamada telefónica y encuentro que mantuvo con el presidente'", señala Chaffetz en la misiva. "De ser cierto, este informe plantea dudas acerca de si el presidente intentó influir o impedir la investigación del FBI en lo que respecta al general Flynn", ha señalado.
Según lo publicado por el diario 'The New York Times', Trump habría pedido en febrero a Comey que archivase las investigaciones abiertas sobre Flynn, que se vio obligado a renunciar el cargo tras salir a la luz los contactos que había mantenido con el embajador ruso en Washington. La reunión en cuestión tuvo lugar en el Despacho Oval un día después de que Flynn dimitiera.
Trump utilizó entre sus argumentos que su exasesor era "un buen tipo" y alegó que no había cometido ninguna irregularidad. Comey, por su parte, se habría limitado a responder: "Coincido en que es un buen tipo".
El exdirector del FBI, cesado hace dos semanas de forma fulminante, intentó documentar de esta forma lo que le parecieron presiones fuera de lugar por parte de Trump. Compartió la existencia de este documento con varias personas de su entorno y uno de sus asesores ha leído extractos para 'The New York Times'.
De demostrarse dicha conversación, sería la confirmación definitiva de que Trump traspasó la línea en al menos una de sus conversaciones con Comey. Tras el cese del responsable del FBI, el presidente ha llegado a reconocer que le había preguntado en tres ocasiones si estaba siendo investigado por las supuestas relaciones de su equipo con el Gobierno ruso.
La Casa Blanca ha negado la versión del supuesto informe y ha insistido en que, aunque el presidente ha expresado en varias ocasiones que Flynn es "un hombre decente que ha servido y protegido al país", en ningún momento pidió a Comey o a otro funcionario que cerrase una investigación pendiente. Trump, ha añadido su oficina, "tienen el máximo respeto por las agencias oficiales y por todas las investigaciones".