Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FBI no descarta la motivación terrorista en el tiroteo del aeropuerto en Florida

FBI en Florida tras el tiroteoReuters

El portavoz del FBI George Piro ha informado que las autoridades estadounidenses no descartan que detrás del tiroteo registrado en el aeropuerto Fort Lauderdale-Hollywood, en el sur de Florida, haya una motivación terrorista.

En rueda de prensa, Piro ha señalado que el autor, identificado como Esteban Santiago, utilizó una pistola semiautomática. Santiago ha sido puesto bajo custodia federal y se prevé que su primera audiencia, tras imputársele los cargos pertinentes, sea el próximo lunes.
El portavoz ha indicado que el FBI ya conocía al presunto autor del tiroteo, después de que éste se personara en una de sus oficinas en Anchorage, Alaska, el pasado mes de noviembre.
Poco antes, la cadena estadounidense CBS había señalado que Santiago se había presentado en esa misma sede del FBI, donde aseguró que había sido obligado a luchar por Estado Islámico. Durante su estancia allí, aseguró que su mente estaba siendo controlada por la CIA para ver vídeos del grupo terrorista, tras lo cual fue enviado a un hospital psiquiátrico a solicitud de la Policía.
Piro ha confirmado que fue trasladado a un centro para someterse a una evaluación mental, después de su "comportamiento errático", si bien ha indicado que él mismo aseguró que no tenía intención de dañar a nadie.
"No hemos descartado el terrorismo", ha señalado el portavoz del FBI. "Y seguiremos cada una de las hipótesis para determinar cuál es el motivo que está detrás de este ataque. Cualquier asociación, conexión, comunicación, todo lo que uno se pueda imaginar, os garantizo que estamos buscando todo", ha añadido.
MÁS HERIDOS DE LO QUE SE ESPERABA
El departamento del 'sheriff' del condado de Broward, Scott Israel, ha confirmado que el tiroteo se saldó con la muerte de cinco personas, si bien ha revisado al alza el balance de heridos.
"Cinco muertos. Ocho heridos inicialmente. Otros 37 heridos después del incidente", ha señalado a través de su cuenta oficial de Twitter, sin ofrecer detalles acerca de si 37 el número definitivo de personas que resultaron heridas en el incidente o si estos se suman a los ocho iniciales, lo que elevaría la cifra a 45.
Las autoridades han identificado al presunto tirador como Esteban Santiago, de 26 años y natural de Nueva Jersey. La Guardia Nacional de Alaska, donde reside, ha asegurado que fue desplegado en Irak como miembro de la Guardia Nacional de Puerto Rico entre abril de 2010 y febrero de 2011, como ingeniero de combate.
Fue apartado del cuerpo en agosto de 2016, por una labor "instatisfactoria", según informa NBC News. Fuentes citadas por esta cadena han asegurado que el Mando de Investigaciones Criminales de las Fuerzas Armadas vigilaba a Santiago por razones psicológicas.
Su hermano, Byron Santiago, que reside con la madre de ambos en Puerto Rico, lo ha definido como una persona que se pelea con todo el mundo. "A veces es bueno y a veces, raro", ha señalado, en declaraciones a la cadena NBC. El hermano del presunto autor del tiroteo ha señalado que en Alaska tenía una esposa --y un niño-- con quien discutía a menudo. "Te puedo decir que se peleaba mucho con todo el mundo", ha añadido.
También ha confirmado que su familia fue notificada recientemente desde Alaska de que su hermano estaba recibiendo "asesoría psicológica" en Anchorage.
Uno de sus tíos, Hernan Rivera, de Nueva Jersey, ha indicado a la misma cadena que "empezó a no sentirse muy bien" a su vuelta de Irak. Su esposa, la tía de Santiago, María Luisa Ruiz, ha asegurado que se puso "algo enfermo" en torno a diciembre y comenzó "a escuchar cosas", por lo que se puso en tratamiento.