Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las FARC prometen iniciar esta semana el proceso para liberar a los últimos niños reclutados

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han asegurado que esta misma semana dará comienzo el proceso para liberar al último grupo de menores reclutados, en medio de la polémica que se ha generado por la tardanza en la salida de niños de la guerrilla.
'Pastor Alape', portavoz de las FARC, ha asegurado que esta semana terminarán los ajustes logísticos para poder entregar a las autoridades colombianas a los 23 niños que aún retiene a pesar del acuerdo alcanzado el año pasado.
"Se están buscando lugares de acogida transitorios para estos menores con el fin de garantizarles los derechos y que sean cobijados por los acuerdos de paz para evitar que en futuro tengan problemas jurídicos", ha explicado, en declaraciones recogidas por Caracol Radio.
'Pastor Alape' ha criticado, no obstante, que el primer grupo liberado "o no ha tenido contacto con sus familias o las visitas se generan junto a un consejero". "Es peor que en una cárcel", ha afirmado el líder insurgente.
En respuesta, Paula Gaviria, consejera presidencial para los Derechos Humanos, ha detallado que, de los 13 menores liberados el pasado mayo, nueve están con sus familias y cuatro están protegidos por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). "Solo uno (...) no quiso entrar en contacto con su familia", ha aclarado.
En un tono más duro, el Alto Comisionado para la Paz y negociador del Gobierno, Sergio Jaramillo, ha sostenido que los menores no han sido liberado "porque las FARC no han querido" y ha reclamado a la guerrilla el cumplimiento de todo lo pactado.
El Gobierno y las FARC anunciaron el 15 de mayo de 2016 un acuerdo para "la salida de menores de 15 años de los campamentos de las FARC y la elaboración de una 'hoja de ruta' para la salida de todos los demás y un programa integral especial para su atención".
A pesar de que desde entonces se ha firmado incluso el acuerdo de paz, el proceso de liberación de menores guerrilleros sigue paralizado lo que ha llevado esta semana a los congresistas a amenazar a las FARC con frenar la implementación de los textos de La Habana si no hay avances.
El Congreso está debatiendo en estos momentos la ley para hacer realidad la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), la justicia transicional que se aplicará a los responsables de los crímenes cometidos durante la guerra, excepto a los autores de crímenes internacionales.
La JEP contiene importantes ventajas penales para los guerrilleros y agentes del Estado implicados en dichos hechos. En función de la verdad que aporten sobre estos crímenes podrán pasar entre cinco y 20 años de privación de libertad o sanciones de otra naturaleza.
"Este Congreso ha sido muy generoso en apoyar el proceso de paz, en implementarlo y en ayudar a que esto fluya, pero las FARC tienen que comenzar a cumplir", ha instado el presidente del Senado, Mauricio Lizcano, según informa 'El Espectador'.