Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las FARC niegan que los dos españoles secuestrados en Colombia estén en su poder

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han negado oficialmente que María Concepción Marlaska Sedano y Ángel Fernández Sánchez, los dos españoles secuestrados el pasado 17 de mayo en el departamento de La Guajira (norte) se encuentren en su poder.

"El Estado Mayor del Frente 59 Resistencia Guajira de las FARC comunica a la opinión nacional e internacional, y en particular a los familiares de los ciudadanos españoles, que no se encuentran en poder de nuestra organización insurgente", ha dicho en un comunicado.
El grupo armado ha subrayado que "el Frente 59 obedece la disposición del Estado Mayor Central, que prohibió desde febrero de 2012 las retenciones de personas con fines económicos".
De esta forma, las FARC han desmentido oficialmente los rumores sobre su implicación en el secuestros de los dos españoles, aunque el guerrillero 'Andrés París', miembro del equipo negociador de las FARC en el diálogo de paz con el Gobierno, ya lo negó.
"Rechazamos categóricamente este absurdo de estar acusando a las FARC de acciones de delincuencia común", dijo, aseverando que "la orden dada por el Secretariado de las FARC a todas sus unidades de cero retenciones de personas se está cumpliendo en todo el territorio nacional".
Marlaska Sedano y Fernández Sánchez fueron secuestrados cuando hacían turismo en esta zona de Colombia, sin que por ahora esté claro quién está detrás del secuestro, dado que en La Guajira, además de guerrillas, actúan paramilitares y bandas criminales.
La Alcaldía de Uribia, localidad próxima a donde se encontró el coche alquilado por los rehenes, y la Policía han ofrecido una recompensa de 50 millones de pesos colombianos (unos 20.925 euros) a cambio de información.
ALIANZA EN LA GUAJIRA
Por otro lado, las FARC han denunciado que "en el departamento de La Guajira, unidades de la Policía Nacional y de la Décima Brigada del Ejército conviven con los grupos de paramilitares y la delincuencia común, que en la actualidad aparecen con los nombres de Rastrojos y Urabeños".
"Desarrollan actividades ilegales como asesinatos, secuestros, contrabando y 'falsos positivos' (ejecuciones de civiles presentados como guerrilleros caídos en combate), que valiéndose de los medios de comunicación son atribuidos falsamente a las FARC", han indicado.