Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La FAO cifra en 14 millones las personas "en grave situación de inseguridad alimentaria" en Yemen

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha alertado este lunes de que la situación alimentaria en Yemen "se deteriora rápidamente", resaltando que catorce millones de personas "en grave situación de inseguridad alimentaria".
"Si tomamos en cuenta los números, Yemen es la peor crisis humanitaria en el mundo, con catorce millones de personas en grave situación de inseguridad alimentaria, de las cuales siete millones se encuentran al borde de una catástrofe", ha dicho el director de Emergencias y Rehabilitación de la FAO, Dominique Burgeon.
Así, ha afirmado que la FAO necesitará en 2017 más de 48 millones de dólares (unos 45,2 millones de euros) para proyectos de mejora de la agricultura y para asistir a una cifra superior a tres millones de personas que se encuentran en situación "muy vulnerable".
La semana pasada, FEWS Net, el sistema integrado de alerta temprana de hambruna, alertó de que Yemen es en la actualidad "la mayor crisis de seguridad alimentaria del mundo", cifrando en diez millones las personas necesitadas de ayuda urgente.
La guerra en Yemen ha dejado un balance de más de 7.000 muertos y 36.800 heridos, según un balance publicado en noviembre por la Organización Mundial de la Salud (OMS).
El conflicto entre el Gobierno del presidente de Yemen, Abdo Rabbu Mansur Hadi, apoyado por la coalición liderada por Arabia Saudí, y los rebeldes huthis, que cuentan con el respaldo de Irán y junto a los que combaten las tropas leales al expresidente Alí Abdulá Salé, estalló hace 18 meses y ha causado estragos en el país más pobre del mundo árabe.
El conflicto ha destrozado la inmensa mayoría de las infraestructuras de Yemen, por lo que gran parte de la población se ha quedado sin medios de vida y sufre inseguridad alimentaria.
De acuerdo con el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), más de 7,5 millones de niños en Yemen necesitan asistencia sanitaria urgente y alrededor de 370.000 se encuentran al borde de sufrir desnutrición severa.