Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La FANB rechaza las sanciones de EEUU contra Maduro y asegura que vulneran de la voluntad del pueblo

El ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, ha expresado este martes que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) ha rechazado las sanciones impuestas por Estados Unidos contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y ha afirmado que estas medidas vulneran la voluntad de los "más de ocho millones de venezolanos que salieron a votar el 30 de julio".
La FANB ha ratificado su compromiso por la defensa de la soberanía de Venezuela en el marco de las sanciones aprobadas por el Departamento del Tesoro estadounidense contra Maduro y, especialmente, contra todos sus bienes sujetos a la jurisdicción de Estados Unidos.
López ha señalado que las elecciones a la Asamblea Constituyente de Venezuela fueron convocadas por Maduro en su ejercicio de su derecho constitucional y ha asegurado que "no es un dictador la persona que convoca elecciones ni que invoca la Constitución", según ha recogido TeleSur.
"No es dictatorial, a diferencia de otros sectores apátridas, que invocan todos los días muerte, guerra civil y enfrentamiento entre venezolanos", ha indicado la FANB en un comunicado.
El Ejército venezolano ha reiterado que defenderá la dignidad, la libertad y el derecho del pueblo de Venezuela a definir y elegir su destino".
Estados Unidos ha sostenido que las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente del domingo buscan "usurpar ilegítimamente la función constitucional de la Asamblea Nacional elegida democráticamente, rescribir la Constitución e imponer un régimen autoritario al pueblo de Venezuela".
Bajo el Gobierno de Maduro, Venezuela ha "infringido deliberada y repetidamente de los derechos de los ciudadanos mediante el uso de la violencia, la represión y la criminalización de las manifestaciones", según ha expresado Washington.