Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Evo Morales da por segura su reelección y dice que el "problema" es cómo presentarse

El presidente de Bolivia prescinde del ministro de Exteriores, el más veterano de su gabinete
El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha asegurado que él ya tiene "ganada" la victoria para las próximas elecciones y ha considerado como único "problema" la concreción de una fórmula para poder presentarse de nuevo, después del triunfo del 'no' en el referéndum constitucional de febrero de 2016.
En esa consulta, una mayoría de bolivianos rechazaron modificar la Constitución para que Morales pudiese seguir liderando el Movimiento al Socialismo (MAS) en las próximas elecciones presidenciales. El oficialismo, sin embargo, no tira la toalla y, de hecho, ha acordado que Morales sea su candidato en 2019.
"El problema no es ganar, ya tenemos ganado, tal vez coyunturalmente el problema sea habilitarnos", ha asegurado Morales este lunes, quien llegó a reconocer en una ocasión que la búsqueda de un posible sucesor le "quita el sueño".
El MAS estudia, entre otras opciones, convocar un referéndum mediante iniciativa ciudadana, una consulta al Tribunal Constitucional o la dimisión de Morales poco antes de expirar su actual mandato, según la agencia de noticias oficial ABI.
CAMBIO DE GOBIERNO
Morales ha abogado por hacer de Bolivia "un país modelo" en materia de "revolución democrática", para lo cual ha reformado su Gobierno dando salida a quien hasta era el ministro más veterano, el canciller David Choquehuanca, e introduciendo un total de diez caras nuevas.
Según Morales, Choquehuanca pasa "a las bases" del MAS y su cargo lo ocupará Fernando Huanacani, descrito por ABI como un "intelectual aymara". Los cambios también incluyen la incorporación del abogado Héctor Arce como ministro de Justicia o al ingeniero Rafael Alarcón al frente de Energías.