Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Europa urge a Corea del Norte a deshacerse de su arsenal nuclear y balístico y retomar el diálogo

Los líderes europeos han condenado este domingo el lanzamiento de un misil balístico realizado esta madrugada por Corea del Norte, recalcando que se trata de una nueva violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, al tiempo que han reclamado al régimen de Kim Jong Un que retome las negociaciones para la desnuclearización de la península coreana.
La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha subrayado que este último lanzamiento "viola gravemente las múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad". "Tanto este como los anteriores constituyen una amenaza para la paz y seguridad internacionales y contribuyen a agravar las tensiones en la región en un momento en el que se necesita frenar la escalada de tensión", ha dicho en un comunicado.
Mogherini ha instado a Pyongyang a "cumplir sus obligaciones internacionales" deteniendo todas las pruebas nucleares y balísticas, así como ambos programas y los que se refieran a otras armas de "destrucción masiva", y a hacerlo "de forma completa, verificable e irreversible".
"La UE urge a Corea del Norte a implicarse de forma creíble y significativa en un diálogo con la comunidad internacional" para conseguir dichos objetivos, ha afirmado Mogherini, y ha reiterado la disposición de la UE a ayudar en este proceso.
En la misma línea, Francia ha condenado "en los términos más enérgicos" esta nueva provocación norcoreana, con la que "ha faltado otra vez más a sus obligaciones internacionales, confirmando que es una amenaza grave para la paz y la seguridad de la región y del mundo".
"Francia hace un llamamiento a Corea del Norte para que cumpla sin más dilaciones sus obligaciones internacionales y proceda a desmantelar por completo, verificable e irreversiblemente sus programas nuclear y balístico", ha pedido el Ministerio de Exteriores en una nota oficial.
También el jefe de la diplomacia italiana, Angelino Alfano, ha expresado su "enérgica condena" al lanzamiento norcoreano. "El programa nuclear y de misiles Corea del Norte es una grave amenaza para la paz y la seguridad internacionales, así como para el régimen mundial de la no proliferación", ha señalado y ha exigido a Kim Jong Un que ponga fin a ambos "inmediatamente" si quiere "abandonar el camino del aislamiento".
Por su parte, España ha expresado su "seria preocupación ante las reiteradas conductas provocadoras" del régimen comunista, que "sólo llevan a agravar las tensiones en la región y a amenazar la paz y seguridad internacionales", y por ello ha reclamado a Corea del Norte que "inicie una búsqueda sincera de un clima de diálogo con la comunidad internacional y renuncie definitivamente a su programa nuclear y balístico".
Sobre las 5.27 (hora local), Corea del Norte ha lanzado este domingo un misil balístico hacia el mar de Japón, un paso más en la escalada de tensión entre el régimen de Kim Jong Un y sus vecinos. El misil ha sido lanzado desde la región de Kusong, plataforma habitual para este tipo de pruebas, y ha recorrido 700 kilómetros en 30 minutos hasta caer en aguas del mar de Japón.
El Gobierno de Kim Jong Un ha llevado a cabo varias pruebas nucleares y balísticas en los últimos años que han reavivado la tensión en la península de Corea. En respuesta, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha dado por terminada la era de la "paciencia estratégica" y ha amenazado incluso con una intervención militar.