Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Eurogrupo y Chipre, en reunión extraordinaria para intentar cerrar el rescate

El Eurogrupo y Chipre, en reunión extraordinaria para intentar cerrar el rescateReuters

Los ministros de Economía de la eurozona celebra este domingo, a partir de las 18.00 horas, una reunión extraordinaria en Bruselas con el fin de tratar de cerrar un rescate para Chipre que evite la bancarrota de la isla y su salida del euro.

El último escollo pendiente era la tasa a los grandes depositantes que el Eurogrupo considera inevitable para que éstos, muchos de ellos no residentes rusos, asuman parte del coste del rescate. El sábado se informó de un principio de acuerdo entre la 'troika' --Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional-- y el Gobierno chipriota por el que se aplicaría una quita del 20 por ciento a los depósitos que superen los 100.000 euros y que se encuentren en el Banco de Chipre, principal entidad bancaria del país.
Además se aplicaría una quita del 4 por ciento a los depósitos de más de 100.000 euros que estén en otros bancos. Sin embargo, posteriormente el propio Gobierno chipriota reconoció que aún no hay nada cerrado y que las negociaciones atraviesan una "fase muy delicada".
El encuentro del Eurogrupo tendrá lugar un día antes de que venza el plazo que ha dado el Banco Central Europeo (BCE) para cortar la liquidez de emergencia a los bancos chipriotas.
La convocatoria oficial de la reunión extraordinaria ha sido anunciada por su presidente, Jeroen Dijsselbloem, en su cuenta de Twitter, y es un signo de que el acuerdo entre la troika (formada por la Comisión, el BCE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Gobierno de Nicosia está cerca.
Todavía durante la mañana del sábado, el Ejecutivo comunitario resaltaba que "prosiguen los contactos intensos a todos los niveles" sobre Chipre pero negaba que hubiera reuniones previstas en Bruselas durante el fin de semana. La UE ha suspendido la cumbre con Japón prevista para este lunes en Tokio para centrar sus esfuerzos en la crisis chipriota.
Los ministros de Economía de la eurozona examinarán si el 'plan B' preparado por las autoridades chipriotas cumple las dos condiciones exigidas por la UE para desbloquear el rescate. En primer lugar, la UE quiere limitar la ayuda a la isla a 10.000 millones de euros -frente a los 17.000 millones de euros que pedía el Gobierno de Nicosia, equivalentes al 100% del PIB del país-. El resto del dinero deberán aportarlo los propios chipriotas. La segunda condición es que la deuda de Chipre no deberá superar el 100% del PIB en 2020, el umbral que el Eurogrupo considera sostenible.
El parlamento chipriota aprobó el viernes las dos leyes exigidas por la UE para restringir la libre circulación de capitales y para liquidar los bancos con problemas. La primera de ellas permitirá mantener los controles sobre la retirada de depósitos a partir del martes, cuando está previsto que se reabran los bancos de la isla.
La segunda norma tiene como objetivo facilitar la reestructuración del segundo banco del país, Laiki, imponiendo fuertes pérdidas a los grandes depositantes pero protegiendo las cuentas de menos de 100.000 euros. El parlamento chipriota aprobó además la creación de un fondo de solidaridad que tiene como fin financiar parte de su contribución al rescate.
La crisis de Chipre se ha agravado la última semana tras el rescate aprobado por el Eurogrupo el pasado sábado, que incluía una tasa del 6,75% para las cuentas de menos de 100.000 euros y del 9,9% para las superiores.
El Eurogrupo recomendó después que se eximiera de la quita a los depósitos de menos de 100.000 euros, protegidos por las normas de la UE, algo a lo que se resistía el Gobierno de Nicosia porque quería proteger su estatus de centro financiero en el que se refugian muchas fortunas rusas. Finalmente, el parlamento chipriota tumbó la tasa el martes pasado.
Desde entonces, el Gobierno de Nicosia ha tratado de negociar un rescate alternativo con Rusia, pero la negativa de Moscú le ha obligado a volver a considerar la tasa a los depósitos.