Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurocámara insta a iniciar el proceso sancionador contra Hungría por vulnerar el Estado de derecho

El pleno del Parlamento Europeo ha instado este miércoles a activar el artículo 7 del Tratado de la Unión Europea contra Hungría por vulnerar las reglas del Estado de derecho, lo que en la práctica supondría iniciar un proceso sancionador que, en última instancia, podría llevar a suspender el derecho a voto de este país en el Consejo europeo.
Los eurodiputados creen que la situación apunta a un "riesgo evidente de violación grave" de los valores de la Unión Europea en Hungría y piden medidas para corregirlo en una resolución adoptada con 393 votos a favor, 221 en contra y 64 abstenciones.
En contra de la resolución han votado Conservadores y Reformistas (ECR), buena parte del Partido Popular Europeo (PPE) --incluida la delegación del PP--, y los euroescépticos y eurodiputados de extrema derecha.
Por ello reclaman al Gobierno de Viktor Orban que "suspenda o retire" las leyes más polémicas y que preocupan en Bruselas, por ejemplo aquellas que afectan a la independencia del poder judicial, restringen el derecho de asilo de los refugiados o ponen en riesgo la libertad de expresión y de información.
Además abogan por buscar una solución negociada con la Universidad Centroeuropea (CEU) para que esta institución del magnate George Soros no se vea condenada al cierre por la reforma educativa húngara.
Como medida de presión, la Eurocámara ha encargado a su comisión de Libertades Civiles que prepare la petición formal al Consejo para que ponga en marcha el procedimiento del artículo 7 del Tratado y también que la Comisión Europea coloque bajo "supervisión estricta" los fondos europeos previstos para este país.
A finales de abril, Bruselas anunció la apertura de un expediente sancionador contra Hungría por su ley sobre educación superior, al dudar de que sea compatible con las reglas europeas en materia de libre establecimiento y de libertad académica.
La Comisión tampoco ve con buenos ojos la campaña antieuropea lanzada por Orban a través de un cuestionario enviado a los hogares húngaros bajo el lema 'Paremos a Bruselas', pero insiste por buscar soluciones por la vía del diálogo antes de explorar la posibilidad de invocar el artículo 7.
A juicio de los eurodiputados, sin embargo, la situación en Hungría supone también un desafío para la Unión Europea en tanto que pone a prueba la capacidad del bloque para "defender sus valores fundadores".