Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurocámara da luz verde a eliminar visados de corta duración para los ciudadanos georgianos

La Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior de la Eurocámara ha aprobado este jueves --por 42 votos a favor, 2 en contra y una abstención-- eliminar los visados de corta duración, de un máximo de 90 días en cualquier periodo de seis meses (180 días) para los ciudadanos georgianos, según ha informado la comisión europarlamentaria a través de las redes sociales.
Para que se supriman los visados para los georgianos, todavía falta el visto bueno del pleno de la Eurocámara, se pronunciará al respecto en su sesión de febrero y el visto bueno formal de los Veintiocho.
Los Veintiocho ya acordaron en diciembre con la Eurocámara suprimir los visados de corta duración para los georgianos, un mes después de acordarlo para los ucranianos también, para viajar al espacio sin fronteras Schengen, pero lo condicionaron a la entrada en vigor del nuevo mecanismo que facilita reintroducir los visados para los ciudadanos de cualquier tercer país en caso de abuso.
La Comisión Europea recomendó suprimir los visados para los georgianos en marzo tras concluir que el país cumplía todas las condiciones exigidas.
Los Veintiocho y la Eurocámara acordaron el pasado 8 de diciembre reforzar el mecanismo de suspensión de acuerdos sin visados con terceros países con el objetivo de facilitar su suspensión cuando se detecte un aumento "sustancial" del número de sus nacionales en situación irregular en la Unión Europea, en caso de falta de cooperación para poder expulsarles o cuando haya riesgo para la seguridad de los Estados miembro o sus políticas públicas.
El pleno de la Eurocámara ya dio luz verde a mediados de diciembre a las nuevas normas que permitirán reintroducir los visados de forma más rápida y fácil, mientras que los Gobiernos europeos todavía deben aprobarlas formalmente. El nuevo mecanismo, que no se aplica ni a Reino Unido ni Irlanda, cubrirá todos los acuerdos de exención de visados con terceros países y futuros. La UE negocia entre otros, sendos acuerdos con Turquía y Kosovo.