Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno estadounidense descarta otro 11-S

Robert Cardillo, el segundo de la Inteligencia NacionalNoticias Cuatro

'La Primaver Árabe' habría supuesto un contratiempo para Al Qaeda, según Robert Cardillo, el segundo de la Inteligencia Nacional

Estados Unidos está convencido de que es improbable que la organización terrorista Al Qaeda pueda perpetrar un atentado similar al del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas, según han asegurado fuentes de Inteligencia y contraterrorismo norteamericano. Además, descartan que en el próximo año se produzca un ataque biológico, químico o nuclear.
El 'número dos' de la Inteligencia Nacional, Robert Cardillo, ha ratificado en una rueda de prensa que la ola de movimientos enmarcados en la 'Primavera Árabe' ha supuesto un contratiempo estratégico para el núcleo duro de Al Qaeda, en cuyo seno estas revueltas no han despertado simpatías.
En este sentido, un alto cargo contraterrorista norteamericano ha recalcado los "claros progresos realizados hacia la derrota de Al Qaeda" y ha advertido de la supervivencia de "un número de activas redes en Reino Unido".
Aunque responsables antiterroristas estadounidenses, bajo la condición de anonimato, no han asentido que la 'Primavera Árabe' haya sido o esté cerca de ser una "derrota estratégica" para Al Qaeda, sí han admitido que la mayor preocupación de Washington es la actuación de los denominados "lobos solitarios", potenciales terroristas y extremistas que son formados por las corrientes islamistas pro 'yihad' (guerra santa) a través de Internet, medios afines o en las propias cárceles norteamericanas por exmiembros de la organización terrorista. No obstante, descartan que haya otro 11-S.
De hecho, estas mismas fuentes han señalado que solo hay cuatro ramificaciones de Al Qaeda que están consideradas una amenaza para los intereses de Estados Unidos. De entre ellas, afirman, su división en la Península Arábiga, con base en Yemen, es la más sangrienta de sus grupos y se cree que una de las que ha tramado infructuosamente atentados en Estados Unidos durante los últimos 18 años con bombas alojadas en aviones, en cartuchos de tinta, o ataques suicidas de la misma índole.
Al Qaeda en Irak, por su parte, que germinó durante la invasión estadounidense en 2003, permanece con una fuerte presencia en el territorio y una alta letalidad de sus ataques. Asimismo, fuentes de Inteligencia han dejado entrever la posibilidad de que esté expandiendo su área de influencia hacia Siria, si bien no han destacado el grado de peligrosidad que pueden conllevar sus acciones.
El continente africano es otra de las áreas de mayor actividad de Al Qaeda, con su división en el Magreb Islámico (AQMI) y con sus estrechos lazos con la milicia somalí Al Shaabab. De la primera, las citadas fuentes estadounidenses han alertado de la propaganda que está obteniendo este grupo mediante el secuestro de extranjeros. En segundo lugar, de Al Shaabab han subrayado el creciente apoyo que está recabando de la población y, por ende, del incremento de la captación de milicianos.
Un grupo de élite del Ejército estadounidense abatió en mayo del pasado año al otrora líder de Al Qaeda, Usama bin Laden, en una incursión en el complejo en el que residía, ubicado en la localidad paquistaní de Abbottabad, a 60 kilómetros de Islamabad, la capital.
Palabras de Obama
Al respecto se ha pronunciado el presidente estadounidense, Barack Obama, inmerso ya en la campaña electoral para su reelección en los comicios de noviembre. En un discurso en la base militar de Fort Stewart, en el estado de Georgia, ha preconizado los esfuerzos de su Gobierno para ayudar a los veteranos de guerra de Afganistán e Irak, así como los logros bajo su mandato, como la muerte de Bin Laden.
"Las futuras generaciones hablarán de nuestros logros. Hablarán de vosotros, la Tercera División de la Infantería, y de vuestra labor en Afganistán y en la lucha contra Al Qaeda", ha sostenido.
"Y sobre los miembros de las Fuerzas de Operaciones Especiales, cuya labor quizá no sea plenamente reconocida por el pueblo norteamericano, y sobre cómo mantuvieron al país seguro y fuerte, y ajusticiaron a nuestros enemigos", ha dicho Obama.
El mandatario estadounidense, en cambio, no ha aludido explícitamente a Bin Laden, pero un video de su campaña electoral sí vanagloria la labor de Obama en su lucha contra Al Qaeda y apunta el alto índice de aprobación popular de la polémica irrupción sobre la vivienda de Bin Laden.