Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las tropas estadounidenses en Corea del Sur son puestas en máxima alerta

Las tropas estadounidenses presentes en Corea del Sur han sido puestas en el máximo nivel de alerta ante cualquier posible provocación por parte de Corea del Norte, días después del ensayo nuclear llevado a cabo por Pyongyang.

Curtis Scaparrotti, comandante de las Fuerzas de Estados Unidos en Corea (USFK), ha dado la orden durante una visita a la base aérea de Osan, operada de forma conjunta entre ambos países, según fuentes de las USFK.
El Gobierno de Corea del Norte aseguró haber llevado a cabo una prueba con una bomba de hidrógeno miniaturizada, apenas unas horas después de que se registrara un terremoto de magnitud 5,1 en el norte del país.
En su comunicado, recalcó que la prueba ha sido "exitosa", al tiempo que ha asegurado que se ha llevado "de forma segura y perfecta, sin provocar un impacto negativo en el medioambiente".
En respuesta, Corea del Sur retomó desde el viernes la emisión de propaganda contra el régimen norcoreano mediante altavoces en la frontera que separa a los dos países. Pyongyang inició horas después una campaña de propaganda contra Seúl.
Las dos Coreas intercambiaron disparos de artillería el pasado mes de agosto después de que Pyongyang reclamara el fin de las emisiones de propaganda mediante altavoces. Ambos países negociaron una salida a la disputa con un acuerdo para mejorar los lazos que incluyó la cancelación de dicha propaganda.