Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Estado Islámico reivindica a través de un medio la masacre en Orlando

Familiares y amigos se acercan al club Pulse de Orlando después de la matanzaReuters

El Estado Islámico ha reivindicado la autoría del atentado perpetrado anoche contra el club nocturno de ambiente gay de Orlando,en Florida, en el que han muerto al menos 50 personas y otras 53 han resultado heridas.

La reivindicación ha sido publicada por la agencia de noticias Amaq, considerada afín al grupo yihadista. La matanza ha sido perpetrado por Omar Mateen, un estadounidense de ascendencia afgana de 29 años de edad que falleció en una intervención policial tras atrincherarse en el club Pulse de Orlando y abrir fuego contra las más de 320 personas que había en su interior.
Mientras, continúan las investigaciones policiales, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha manifestado en rueda de prensa que la investigación "por terrorismo" esta abierta pero no están aún claros los motivos del atacante. Aún así, ha reconocido que se trata del "tiroteo más mortífero de la historia americana".
Los investigadores estarían intentando saber si el extremismo era el motivo del sospechoso, Omar Mateen, un estadounidense de 29 años de familia afgana, después de que el propio padre de Mateen apuntara a que el odio homófobo podría ser el motivo de esta acción.
"Pedimos perdón por todo esto. No teníamos ni idea de lo que iba a hacer. Estamos tan conmocionados como el resto del país. Aquí no ha habido motivos religiosos", comentó en declaraciones a la cadena estadounidense NBC.
El padre de Mateen indicó que su hijo había manifestado hace dos meses su enfado tras ver a dos hombres besándose en el centro de Miami y opinó que ese podría haber sido el motivo que le llevó a efectuar la matanza.
Mateen, nacido en Nueva York y residente en Florida, estaba casado y tenía un hijo de tres años de edad, según confirmó su padre. El joven, de acuerdo con las autoridades, mantenía conexiones con "elementos radicales islámicos" pero carecía de antecedentes delictivos.
MDSPGL20160612_0006