Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un terrorista del Estado Islámico graba su propia muerte

En el Estado Islámico todo vale como propaganda para ganar adeptos, incluido un vídeo en el que un terrorista graba su propia muerte. El islamista graba sus hazañas con una cámara colocada en el casco hasta que una bala le termina alcanzando en la cabeza y cae desplomado. Este vídeo no tarda en colgarse en Internet en decenas de cuentas fantasma de Twitter. La policía europea, Europol, ha creado una nueva brigada para rastrear Internet a la caza del terrorista.