Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Estado Islámico quema vivo al piloto jordano que mantenía secuestrado

No han tenido misericordia. El Ejército Islámico ha acabado con la vida del piloto jordano  capturado en diciembre después de que su avión se estrellara en el norte de Siria, en  la zona bajo control de los islamistas. El joven Muahz Kasasbeh, de 26 años, ha  sido quemado vivo dentro de una jaula.  La televisión estatal jordana asegura que el piloto fue asesinado hace un  mes, el pasado 3 de enero, a pesar de que, supuestamente, había negociaciones para conseguir su liberación.