Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estado Islámico llega a las puertas de la ciudad kurda de Hasaka

El 'selfie' de un militante del Estado Islámico desemboca en un bombardeo estadounidenseReuters

Las milicias de Estado Islámico han llegado a las puertas de la ciudad de Hasaka, en el noreste de Siria y de mayoría kurda, a pesar de los bombardeos de la coalición liderada por Estados Unidos.

El grupo terrorista lleva atacando la ciudad desde el pasado 30 de mayo. Allí se está encontrando una férrea resistencia por parte de las fuerzas de seguridad, compuestas por milicias afines al régimen sirio y combatientes kurdos.
Sin embargo, su avance parece inexorable: los combatientes de Estado Islámico han capturado una cárcel juvenil justo al sur de la ciudad, una planta energética y se encuentran a solo un kilómetro de la entrada sur de la ciudad, dejando a su paso "decenas de soldados muertos", según la ONG Observatorio Sirio para los Derechos Humanos y la emisora "oficial" de Estado Islámico, Al Bayan.
Según el Observatorio --una ONG con sede en Londres pero que cuenta con fuentes de confianza en el interior de Siria--, al menos 71 miembros de las fuerzas afines al Gobierno sirio y 48 combatientes de Estado Islámico han fallecido a lo largo de la pasada semana durante los combates por el control de Hasaka.
Mientras, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha expresado su indignación ante los ataques contra civiles en el país, en particular los que usan "bombas de barril", de alcance indiscriminado, en la ciudad más grande del país, Alepo.