Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El EI, a apenas ocho kilómetros del palacio presidencial de Bashar al Asad

Centenares de yihadistas del Estado Islámico se han hecho fuertes dentro del campamento de refugiados palestinos de Yarmouk, a las afueras de la capital siria de Damasco y a apenas ocho kilómetros del palacio presidencial de Bashar Asad. Las autoridades del régimen han denunciado la entrada de estos terroristas del ISIS ante la mismísima ONU, mientras que la resistencia palestina planta cara sobre el terreno a los islamistas. Los combates están siendo encarnizados. La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA) ha exigido el fin de los combates en en el campo y el regreso a las condiciones que antes le permitían prestar asistencia a los civiles.