Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Estado Islámico vuelve a exhibir el terror

Es el último vídeo difundido por el Estado Islámico en su propaganda del terror. Nueve iraquíes acusados de espionaje. De rodillas, son ejecutados de un tiro en la nuca. Visten el mono naranja, como todos los presos del Guantánamo islamista como lo fue el periodista Javier Espinosa, liberado hace justo un año. Hoy en una nueve entrega en el Mundo recuerda su calvario. "Nos obligaron a viajar en un camión repleto de explosivos, acompañados de un hombre bomba. Nos transfirieron a su particular Guantánamo ". Meses de vejaciones y torturas, algunas de las que presenció, dificiles de  olvidar.  "Capturaron a varios chiíes a los que acusaban de ser miembros de Hizbulá. Los dejaron colgados del techo. Los torturaron de tal manera que uno se volvió loco y no dejaba de chillar. Lo sacaron de la celda y le cortaron la cabeza. Lo vimos porque dejaron la puerta entreabierta". Compartió cautiverio con la mayoría de los occidentales ejecutados por los yihadistas.  "James siempre fue una de sus víctimas favoritas. Se ensañaban con él. Paliza tras paliza. Ahogamientos. Golpes y más golpes". Se refiere al estadounidense James Foley. Su ejecución, grabada en vídeo,  fue la primera en ser difundida.