Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España seguirá tratando de promover un alto el fuego en Siria mientras esté en el Consejo de Seguridad

Dastis pide que se aborde el papel "muy importante" de la mujer como "factor de integración" en la próxima cumbre entre la UE y África
España ha alertado de la "gravísima" situación humanitaria en el este de la ciudad siria de Alepo y ha avanzado que va a seguir tratando de promover que se imponga un alto el fuego y se permita las evacuaciones médicas mientras siga ocupando hasta finales de año un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU, ha avanzado el ministro de Exteriores español, Alfonso Dastis.
"Seguiremos intentándolo hasta que expire nuestro mandato de dos años", hasta el 31 de diciembre, ha explicado Dastis en rueda de prensa al término de la reunión con sus homólogos de la UE, en la que han abordado la crítica situación en el este de Alepo durante su almuerzo.
"Vamos a seguir intentando, mientras veamos que hay una posibilidad de que se apruebe una resolución para que haya un alto el fuego, para que se pueda proceder a la evacuación, para paliar en toda la medida de lo posible la situación gravísima desde el punto de vista humanitario", ha precisado el jefe de la diplomacia española, que ha dejado claro no obstante que ello requiere del apoyo de "las partes en el conflicto".
Dastis ha incidido en "la tragedia humanitaria" en Siria pero ha dejado claro que "el conflicto no tiene una solución militar" y ha vuelto a instar a la Unión Europea a "relanzar su perfil" y "nivel de involucración en el conflicto", poniendo el énfasis en el diálogo con los actores regionales, para fomentar "todo lo posible" la unidad de la oposición y apoyar al enviado especial de la ONU en Siria, Steffan de Mistura, en sus esfuerzos, al tiempo que ha apoyado que la UE prepare el apoyo a la reconstrucción del país "en el marco de una transición política, que sea inclusiva".
Los Veintiocho han abordado también este lunes las relaciones con los países de África de cara a preparar la cumbre bilateral entre la UE y África que se celebrará en 2017, así como los acuerdos de inmigración que la UE ha sellado con cinco países de origen y tránsito prioritarios --Malí, Níger, Senegal, Nigeria y Etiopía - y de cuyos "primeros resultados" les ha informado la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini. Uno de sus objetivos principales es aumentar la tasa de expulsiones de inmigrantes en situación irregular en Europa a cambio de ayuda financiera.
Dastis ha celebrado que la dimensión exterior de política de la Unión Europea en el ámbito migratorio se haya "orientado por unos caminos y principios que son los que España siempre ha defendido", es decir apoyarse "en la cooperación al desarrollo y en el trabajo conjunto" para evitar flujos "excepcionales" y "regularlos" todo "lo posible", algo que sólo es viable "construyendo una relación de confianza con los países de origen y tránsito". "En eso estamos totalmente comprometidos", ha explicado.
Respecto a las relaciones entre la UE y África, Dastis ha explicado que "la conclusión general" es que éstas deben "tener carácter global", teniendo en cuenta no sólo la inmigración sino también la seguridad y las cuestiones económicas y de desarrollo y "abarcar a todos los Estados", al tiempo que ha avanzado que el tema "principal" de la cumbre bilateral se centrará en "la juventud como enorme potencial del continente africano", aunque España ha pedido abordar también "el papel de la mujer", dado que "es un factor de integración y de preservación de los lazos sociales muy importante".