Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España condena la destrucción de la mezquita de Al Nuri y el daño que supone para el patrimonio mundial

El Gobierno español ha condenado "categóricamente" la destrucción de la mezquita de Al Nuri en Mosul por parte del grupo terrorista Estado Islámico y ha asegurado que este tipo de acciones, que causan un "daño irreversible" para el patrimonio mundial, "ahonda" las heridas infligidas a todos los iraquíes.
El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha recordado en un comunicado que la protección del patrimonio en peligro fue una de las prioridades acordadas en la conferencia internacional sobre víctimas de violencia étnica y religiosa en Oriente Próximo, celebrada en mayo de 2017 en Madrid.
Los participantes expresaron su apoyo en la ejecución de la 'Estrategia para reforzar la labor de la UNESCO en materia de protección de la cultura y la promoción del pluralismo cultural en caso de conflicto armado', adoptada en 2015 y cuyo plan de acción contempla un apartado específico para las "áreas liberadas" de Irak.
La mezquita de Al Nuri y el minarete Al Hadba fueron destruidos esta semana por milicianos de Estado Islámico, en plena ofensiva de las fuerzas del Gobierno iraquí para recuperar la Ciudad Vieja de Mosul.
En este contexto, el Gobierno español ha querido reafirmar su solidaridad con el pueblo iraquí y su compromiso para contribuir al mantenimiento de un Irak "estable, próspero y en paz", según la nota de Exteriores.