Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España condena el ataque contra la misión de la ONU en República Centroafricana

España ha condenado "enérgicamente" el ataque perpetrado el martes contra la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en República Centroafricana (MINUSCA) cerca de la ciudad de Bria, al noreste de Bangui, que ha dejado dos soldados marroquíes muertos y otro herido.
"El Gobierno de España traslada sus condolencias a los familiares y compañeros de los 'cascos azules' fallecidos, sus deseos del más pronto y completo restablecimiento a los heridos, y su solidaridad a la familia de Naciones Unidas (...) y a las autoridades y el pueblo de Marruecos", reza el comunicado del Ministerio de Exteriores.
El Ejecutivo de Mariano Rajoy ha aprovechado además para reafirmar "su solidaridad con República Centroafricana y su apoyo a la MINUSCA y a todos los esfuerzos desplegados en el ámbito bilateral y multilateral para contribuir a la estabilidad de ese país".
El ataque, cuyos autores no han sido identificados, se produjo el martes y afectó a una patrulla del contingente marroquí de la MINUSCA que estaba escoltando un convoy logístico de la ONU al sureste de Bria, donde tienen su base los militares marroquíes.
La MINUSCA ha advertido en un comunicado a "los enemigos de la paz de que nada hará alterar su determinación y su firme compromiso de trabajar para la vuelta de la paz y la estabilidad duradera a República Centroafricana".
El país sigue inmerso en un conflicto entre los antiguos rebeldes Séléka, principalmente musulmanes, y las milicias 'anti-balaka', principalmente cristianas, que ha provocado cientos de miles de desplazados y refugiados desde diciembre de 2013.