Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erdogan asegura que no tolerará injerencias de Alemania en cuestiones internas de su país

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha asegurado este domingo que no tolerará injerencias en cuestiones internas del país, en el marco de las tensiones actuales entre Turquía y Alemania, al tiempo que destacó la "cooperación estratégica" entre Ankara y Berlín.
Turquía es un "Estado de derecho democrático y social", dijo antes de comenzar una gira a Arabia Saudí, Kuwait y Qatar en medio de las tensiones en el Golfo Pérsico. "Nadie tiene derecho de interferir en cuestiones internas de Turquía", ha insistido.
Sin embargo, y al mismo tiempo, Erdogan ha destacado la "cooperación estratégica" entre Turquía y Alemania y ha pedido evitar pasos que ensombrezcan esa cooperación.
Como ya hiciera el viernes, Erdogan volvió a referirse a la independencia de la Justicia turca y a arremeter contra las informaciones que apuntarían a que empresas alemanas están siendo investigadas en su país como sospechosas de apoyar el terrorismo, que calificó de "mentira". Sin embargo, sí que existen esas investigaciones contra empresas turcas, dijo Erdogan.
Este mismo domingo, un portavoz de la canciller alemana, Angela Merkel, ha calificado de "inaceptable" el comportamiento de Erdogan y ha subrayado el deber de Alemania de defender a sus ciudadanos y empresas, aunque aspire a tener unas relaciones sólidas con Ankara.
"Queremos tener buenas relaciones con este gran e importante país, pero eso solo será posible si Turquía es y sigue siendo un estado de derecho", ha afirmado el jefe de gabinete de Merkel, Peter Altmaier, en declaraciones al diario vespertino 'Bild am Sonntag'.
"El comportamiento de Turquía es inaceptable", ha apuntado al ser interrogado por la negativa de Ankara a permitir una visita de diputados a soldados alemanes destinados en la base turca de Incirlik, la detención de alemanes o los últimos comentarios de Erdogan sobre Alemania.
El semanario alemán 'Die Zeit' había informado de que Ankara estaba manejando una lista de decenas empresas y personas alemanas que estarían acusadas de tener relaciones con el movimiento del clérigo Fetulá Gulen, autoexiliado en Estados Unidos a quien Ankara acusa de estar detrás del intento de golpe de Estado en julio de 2016.
Erdogan volvió a acusar a Alemania de dar cobijo a terroristas turcos y no entregarlos. Turquía acusa al país de refugiar a integrantes del movimiento de Gülen o del kurdo Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado por Turquía como una organización terrorista.