Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erdogan dice que será "reconfortante" si finalmente la UE cancela el proceso de adhesión de Turquía

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha sostenido que si finalmente la Unión Europea rechaza la candidatura del país para formar parte de la organización regional será "reconfortante", al tiempo que ha aclarado que no causará ningún trastorno a Turquía.
"Si la UE dice de repente: 'no podemos aceptar a Turquía en la UE', será reconfortante para nosotros", ha dicho Erdogan en una entrevista concedida a la cadena británica BBC de la que se ha publicado un extracto y que se emitirá íntegramente este viernes.
Erdogan ha asegurado que Turquía aguarda "tranquila" la decisión del bloque comunitario. "La UE no es indispensable para nosotros", ha dicho. "Podremos mantenernos de pie", ha enfatizado el jefe de Estado.
Además, ha indicado que la mayoría de los turcos "no quiere ya a la UE" porque consideran que su aproximación a la nación euroasiática ha sido "falsa".
A pesar de estas críticas, Erdogan ha avanzado que, en el caso de llegar a dicho desenlace, Ankara intentará mantener buenas relaciones con Bruselas. "Seguiremos siendo sinceros", ha prometido.
Las palabras de Erdogan se enmarcan en la escalada de tensión entre Turquía y sus vecinos europeos por las críticas de éstos a la deriva autoritaria del país.
GOLPE DE ESTADO
Por otro lado, ha rechazado las críticas recibidas por la purga que el Gobierno puso en marcha tras el fallido golpe de Estado del 15 de julio de 2016, que se ha saldado con 50.000 detenidos y 150.000 funcionarios --entre ellos militares, policías, jueces, fiscales y profesores-- despedidos por sus presuntos vínculos con el influyente clérigo, Fetulá Gulen, señalado como el 'cerebro' de la sublevación castrense.
El presidente ha negado que haya 2.500 periodistas encarcelados. "Actualmente solo hay dos en la cárcel" y no es por su trabajo como informadores sino porque "intentaron derrocar al Estado", ha sostenido y ha insistido en que los 'gulenistas' han logrado infiltrarse en toda la sociedad turca.