Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erdogan asegura que la localidad siria de Al Bab está "totalmente sitiada" por las fuerzas turcas

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha anunciado este miércoles que la localidad siria de Al Bab, en manos del Estado Islámico, está "totalmente sitiada" por el Ejército Libre Sirio (ELS) y las fuerzas turcas, que apoyan a este grupo rebelde.
"Ahora mismo, Al Bab está completamente sitiada por el Ejército Libre Sirio y nuestros soldados", ha dicho Erdogan. "Ojalá Al Bab caiga pronto y sus habitantes tengan por fin una oportunidad para instalarse en su propio territorio", ha señalado en declaraciones a la prensa.
Las Fuerzas Armadas turcas habían informado horas antes en un comunicado de que han puesto en marcha una nueva ofensiva para arrebatar Al Bab al Estado Islámico, como parte de su estrategia para asegurar la zona fronteriza.
Los combates, en los que han intervenido aviones y artillería, se han saldado con 14 soldados turcos y 138 terroristas muertos, además de decenas de heridos en ambos bandos, de acuerdo con el último balance proporcionado por Ankara, que recoge la agencia de noticias Anatolia.
El ELS, principal grupo de la oposición armada en Siria, y Turquía tratan de arrebatar a los milicianos de negro el hospital de Al Bab. De momento, han conseguido adueñarse de la carretera que une esta localidad con Alepo y otras ciudades estratégicas.
La organización terrorista está utilizando coches bomba y terroristas suicidas para frenar el avance de los rebeldes y sus aliados turcos, táctica que ya ha usado en otros territorios donde su dominio se ve amenazado.
El pasado agosto, Turquía lanzó la 'Operación Escudo del Éufrates', con la que pretende alejar de la frontera al Estado Islámico y a los kurdos sirios, a quienes vincula con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y, en consecuencia, considera terroristas.