Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erdogan confía en llegar a acuerdos con Trump en temas regionales

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha confiado este lunes en "acelerar" el diálogo con Estados Unidos bajo la Presidencia de Donald Trump, que comenzará el próximo 20 de enero, y en poder llegar así a acuerdos sobre temas regionales.
"Creo que aceleraremos el diálogo cuando Trump asuma el cargo", ha dicho Erdogan en un encuentro en Ankara con los embajadores turcos. "Creo que podremos alcanzar un consenso, particularmente en temas regionales", ha indicado, según el diario turco 'Sabah'.
En la misma línea, el ministro de Asuntos Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, ha indicado este lunes, en el mismo acto, que confía en que el magnate neoyorquino no cometa los mismos errores en la relación con Turquía que la administración liderada por Barack Obama.
Turquía reclama a Estados Unidos la extradición del influyente clérigo Fetulá Gulen, al que responsabiliza del fallido golpe de Estado del 15 de julio, pero la Casa Blanca aún no lo ha hecho esgrimiendo que sigue inmersa en el análisis de las pruebas aportadas por el Gobierno turco.
Además, Ankara reprocha a Washington su falta de apoyo a la ofensiva que las tropas turcas y los rebeldes del Ejército Libre Sirio (ELS) han lanzado sobre la localidad de Al Bab para expulsar a los terroristas del Estado Islámico.
ADHESIÓN A LA UE
Por otro lado, Erdogan ha aclarado que Turquía no ha desistido de sus planes de formar parte de la Unión Europea, a pesar de la tensión que ha marcado la relación bilateral en los últimos meses, debido a la purga lanzada por la autoridades turcas tras la asonada militar.
"La UE sigue siendo una decisión estratégica para Turquía", ha afirmado, si bien ha insistido en que la nación euroasiática no cederá ante lo que ha calificado como políticas hipócritas de la UE, en respuesta a dichas críticas.
Además, ha instado a las autoridades comunitarias a cumplir su parte del acuerdo migratorio suscrito el pasado marzo, por el cual Turquía se compromete a acoger a los refugiados llegados a la UE a cambio de la exención de visado y 6.000 millones de euros.