Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erdogan anuncia la retirada del proyecto motivo de las protestas

El primer ministro turco, Recep Tayyip ErdoganReuters

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha anunciado este domingo la retirada del proyecto de construcción de un centro comercial en la emblemática plaza Taksim de Estambul, motivo de las protestas masivas que han derivado en disturbios en los tres últimos días.

"No puedes hacer un centro comercial de nivel internacional en esta zona. No hay ningún proyecto concreto de centro comercial. Quizá podría ser un museo o un espacio arquitectónico que albergaría actividades diversas", ha afirmado Erdogan, según recoge el diario turco 'Hürriyet' en su edición digital.
Sin embargo, ha insistido en la demolición del Centro Cultural Atatürk y ha sugerido la construcción en su lugar de un teatro de ópera y de una mezquita. "Se va a construir una mezquita en Taksim", ha apostillado, al tiempo que ha argumentado que no necesita el permiso de la oposición ni de "unos pocos alborotadores" para continuar con estos proyectos.
De hecho, Erdogan ha afirmado también este domingo en declaraciones a una cadena de televisión que la red Twitter, empleada por los manifestantes para convocar y coordinar las protestas, es un "problema". "Hay un problema que se llama Twitter. Allí se difunden mentiras absolutas", ha afirmado. "Esa cosa que llaman redes sociales no es más que una fuente de problemas para la sociedad actual", ha opinado el mandatario turco, que ha defendido la legitimidad que le da el respaldo de las urnas.
"¿Esto tiene que ver con plantar árboles? No tiene nada que ver con talar árboles, con quitar doce árboles como parte de un proyecto de peatonalización", ha argumentado, al tiempo que ha recordado los proyectos de reforestación puestos en marcha en todo el país por su Gobierno.
Además, Erdogan ha criticado la violencia de los manifestantes y los daños a la propiedad. "Hay incendios provocados, daños en los comercios. ¿Esto es democracia?", se ha preguntado, y ha respondido a las acusaciones de totalitarismo. "Dicen que Tayyip Erdogan es un dictador. Si llaman dictador a alguien que sirve al pueblo, no puedo decir nada", ha argumentado.