Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erdogan y la UE barajan un calendario de 12 meses para evaluar la adhesión de Turquía al bloque europeo

Erdogan asegura que "hay que dejar atrás" la crisis abierta con Bruselas por el polémico referéndum presidencial en Turquía
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y la Unión Europea están examinando la redacción de una hoja de ruta de 12 meses de duración durante los que se evaluarán los progresos del Gobierno turco en su solicitud de adhesión a la UE, según ha hecho saber el mandatario a su regreso de la cumbre celebrada esta semana en Bruselas.
"Contamos con un calendario de 12 meses a partir de los estudios que han realizado (en la UE)", ha declarado Erdogan en comentarios recogidos por el diario turco 'Hurriyet'. "Nosotros haremos nuestro propio estudio a través de nuestro Ministerio de Exteriores", ha añadido.
Erdogan ha expresado asimismo su satisfacción tras el encuentro mantenido en este sentido con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker; una reunión que ha dado "un ímpetu nuevo y positivo al proceso de adhesión", en palabras del mandatario turco.
"Discutimos la puesta en práctica del acuerdo migratorio y el tema de los visados", ha manifestado el presidente en relación a dos de los factores que están condicionando el proceso de adhesión y por los que Turquía se compromete a taponar la crisis migratoria a cambio de facilidades de circulación para sus ciudadanos.
Erdogan ha pedido borrón y cuenta nueva en lo que se refiere a la crisis abierta por la expulsión de políticos turcos que publicitaban en Europa el referéndum constitucional turco que acabó ampliando sus poderes como presidente frente a las críticas de la UE. "Tenemos que dejarlo atrás. Hay que empezar un nuevo proceso. Ese es mi deseo y así lo hicieron saber Tusk y Juncker a través de este calendario", ha indicado.