Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erdogan dice que Turquía "debe hacer mucho más" contra Gulen y sus seguidores

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha afirmado este martes que las autoridades "deben hacer mucho más" contra el clérigo islamista Fethulá Gulen, al que acusa de estar detrás del fallido golpe de Estado de julio.
"Tenemos que lograr que la organización terrorista FETO sea incapaz de traicionar nuevamente a nuestra nación", ha dicho, agregando que, si bien "se han logrado avances, hay mucho más que hacer".
"Los que participaron en el intento de golpe de Estado son claramente miembros del grupo terrorista FETO, pero sabemos que había un complot mayor", ha manifestado, según ha informado el diario local 'Hurriyet'.
Horas antes, el Ministerio de Justicia de Turquía ha solicitado formalmente a las autoridades de Estados Unidos el arresto y la extradición del líder del movimiento Hizmet.
Tras el fallido golpe de Estado, que acabó con la vida de más de 200 personas, el Gobierno turco inició un proceso de detenciones, ceses y relevos de funcionarios de la administración pública por supuestos vínculos con la asonada militar y con el movimiento de Gulen.
Erdogan ha acusado insistentemente en los últimos años a Gulen de urdir un plan para echarle del poder valiéndose de sus simpatizantes en todos los estamentos del Estado.
La campaña contra Gulen y sus seguidores del movimiento Hizmet se inició después de la apertura de una investigación por corrupción contra varios ministros del Gobierno de Erdogan en diciembre de 2013.
En respuesta, Erdogan acusó a Gulen de promover su derrocamiento a través de una 'estructura paralela' integrada por miembros del aparato judicial y las fuerzas de seguridad que eran afines a Hizmet.
Pese a que el clérigo ha condenado desde Estados Unidos la asonada militar y ha pedido una investigación sobre los hechos, las autoridades turcas insisten en que fue él el principal responsable de lo ocurrido.