Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erdogan dice que EEUU y Turquía podrían colaborar en la liberación de Raqqa

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha revelado que Turquía y Estados Unidos están discutiendo sobre una posible acción militar conjunta para liberar la ciudad siria de Raqqa, capital del autoproclamado califato instaurado por el grupo terrorista Estado Islámico.
Según informa este miércoles el diario 'Hurriyet', Erdogan comentó esta posibilidad a un grupo de periodistas que le acompañaron en su viaje de vuelta de la cumbre del G-20, durante la que se reunió con el presidente estadounidense, Barack Obama.
"Raqqa es un centro importante para Daesh", afirmó el presidente turco, usando el acrónimo árabe de la organización terrorista. "Obama quiere hacer particularmente algo juntos respecto a Raqqa. Nosotros le hemos dicho que esto no es un problema para nosotros", cometó Erdogan.
En este sentido, Turquía ha propuesto que oficiales militares de alto rango de varios países discutan la cuestión y tras ellos, "se hará lo que sea necesario". "Lo que se puede hacer allí quedará más concreto tras las conversaciones", incidió Erdogan, puntualizando que dependerá de la "postura de Estados Unidos".
Por otra parte, el presidente turco defendió la intervención militar en Siria iniciada el 24 de agosto en apoyo de los grupos rebeldes sirios y para expulsar a Estado Islámico y las milicias kurdas sirias de la zona fronteriza.
"A partir de ahora, tenemos que demostrar que existimos en la región. No tenemos la opción de dar marcha atrás en este punto", afirmó Erdogan, ya que de lo contrario, sostuvo, grupos terroristas como Estado Islámico, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) o las Unidades de Protección Popular (YPG), la principal milicia kurda siria, se instalarán en la zona.
Asimismo, el presidente turco confirmó que Estados Unidos y Turquía habían elaborado un plan para expulsar a Estado Islámico de una franja de entre 95 y 40 kilómetros dentro de Siria, pero éste quedó aplazado.