Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erdogan recibe a Bana Alabed, la niña siria que ha 'tuiteado' la batalla por Alepo

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, se ha reunido este miércoles con Bana Alabed, la niña siria que ha relatado por Twitter la batalla entre el régimen de Bashar al Assad y los rebeldes por la conquista de la ciudad de Alepo, de donde ha sido evacuada.
Bana, de siete años de edad, abandonó la zona oriental de Alepo, antiguo territorio rebelde, el pasado lunes junto a su familia en un convoy de 21 autobuses con unas 1.500 personas a bordo gestionado por la ONG turca IHH.
"Nos sacaste de Alepo. Hemos atravesado muchas dificultades. Nuestra casa ha sido bombardeada. Hemos sufrido mucho en el autobús. No teníamos comida, estábamos hambrientos. Gracias por todo", le ha dicho a Erdogan, según informa la agencia de noticias Anatolia.
Por su parte, el jefe de Estado, que ha recibido a Bana y a su familia junto a su mujer, Emine Erdogan, en el Palacio Presidencial, ha asegurado en su cuenta oficial de Twitter que "Turquía siempre estará con el pueblo sirio".
Erdogan, que se ha declarado "encantado" de recibir a Bana y su familia en la sede de la Presidencia turca, ha difundido varias fotografías por esta red social en las que aparece posando con los Alabed y abrazado cariñosamente a Bana.
Bana se ha hecho famosa por los testimonios que ha publicado en inglés por Twitter con la ayuda de su madre sobre las consecuencias de la guerra en el este de Alepo y sobre cómo afrontaba la vida en una zona marcada por los bombardeos y las penurias.
La pequeña ha ido mostrando cómo el conflicto armado destrozaba su barrio y su casa, y cómo se encontraban ella y su familia. Su cuenta ha acumulado más de 320.000 seguidores y ha atraído la atención de la prensa internacional.
Bana ha declarado que está "muy triste" por haber tenido que abandonar su hogar. "Alepo es mi tierra, mi casa está allí, mi colegio está allí, mi parque está allí", ha dicho. "Tengo la esperanza de que algún día volveré", ha confiado.