Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Entra en vigor el alto el fuego en el suroeste de Siria gestionado por Rusia y EEUU

Entra en vigor el alto el fuego en el suroeste de Siria gestionado por Rusia y EEUUReuters

El alto el fuego para el suroeste de Siria anunciado el viernes a tres bandas por Estados Unidos, Rusia y Jordania ha entrado en vigor a las 11.00 horas (en la España peninsular) del domingo. El cese de hostilidades en la zona es el principio de un "acuerdo para la reducción del conflicto" entre el Ejército sirio y los grupos rebeldes del suroeste del país.

Un portavoz del Gobierno jordano, Mohamed Momami, ha explicado que el alto el fuego se aplicará en la "línea de contacto" acordada entre las fuerzas leales al régimen de Bashar al Assad y las milicias rebeldes, según la agencia de noticias oficial Petra.
El objetivo, ha explicado, es contribuir a una rebaja "permanente" de las tensiones en la zona y al reparto de ayuda humanitaria, de cara también a crear un contexto en el que sea factible negociar una solución "política y permanente" a la guerra iniciada en marzo de 2011.
Hace dos días y desde Hamburgo, el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, ha admitido que aún quedan por cerrar detalles relativos a la seguridad, pero destacó la importancia del alto el fuego, que confía se haga extensible a otras partes de Siria.
El jefe de la diplomacia estadounidenses ha dicho que tanto su Gobierno como el ruso comparten el deseo de lograr la estabilidad de Siria, lo cual pasará en algún momento por un debate sobre Al Assad. Tillerson sostiene que el dirigente sirio no tiene cabida en el futuro del país.
Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha dado su beneplácito al nuevo alto el fuego bajo la advertencia de que no tolerará que los enemigos de su país, con Irán a la cabeza, aprovechen el cese de hostilidades para instalarse en la región.