Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Letta anuncia un paquete de medidas de estímulo y una reforma laboral

Letta anuncia un paquete de medidas de estímulo y una reforma laboralInformativos Telecinco

El primer ministro italiano, Enrico Letta, ha anunciado este sábado un paquete de medidas de estímulo económico de 3.000 millones de inversión pública para salir de la recesión, así como una reforma laboral a fin de agilizar las contrataciones.

Letta abrirá el grifo de la inversión estatal, con 3.000 millones de euros destinados a la financiación de proyectos públicos, sin descuidar el objetivo de déficit del 2,9 por ciento al que se ha comprometido con la Comisión Europea.
Este "significativo" paquete de estímulo económico creará, además, 30.000 empleos temporales en el sector de la construcción, de acuerdo con las estimaciones del Ministerio de Trabajo italiano.
En concreto, 600 millones irán dirigidos a mejorar el estado de las autopistas nacionales, 300 millones al mantenimiento de túneles y puentes, otros tantos a reparaciones de edificios escolares y 100 millones serán destinados proyectos de pequeñas comunidades locales.
Agilizar los trámites burocráticos, reducir las reglas de contratación y luchar contra el desempleo juvenil, con una tasa del 39 por ciento, son las principales prioridades del decreto promulgado este sábado por el primer ministro de Italia para "reiniciar la economía del país".
Como medida adicional, el Gobierno italiano pretende reducir la tarifa de la luz en un montante total de 550 millones de euros mediante la disminución del impuesto dirigido a financiar las energías renovables, según ha preciado el ministro de Industria, Flavio Zanonato, sin dar mayores detalles sobre la cantidad de dinero que las arcas públicas dejarán de recaudar.
Este terna de medidas de reactivación económica no está previsto que repercuta en la reducción del déficit público. Letta ha reiterado su compromiso al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en una reunión celebrada este sábado.
 Italia no quiere "acumular deuda", sino apostar por políticas fiscales y económicas compatibles con la gestión "parsimoniosa" de los recursos públicos, ha aducido el primer ministro italiano. El Gobierno italiano se reunirá la semana que viene para concretar medidas adicionales.