Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Enfrentamientos entre lealistas y republicanos en Belfast se saldan con 26 policias heridos

Imagen de archivo de enfrentamientos en BelfastGTres

Los lealistas han incendiado cubos de basura para lanzarlos contra el cordón policial

Al menos 26 agentes de las fuerzas de seguridad británicas han resultado heridos este domingo en el marco de los enfrentamientos entre grupos lealistas y republicanos en Belfast, según ha informado el diario británico 'The Guardian', que ha señalado que los enfrentamientos no han llegado a su fin y continúan durante la madrugada del lunes.
La policía antidisturbios ha tenido que repeler un ataque simultáneo por parte de ambos grupos a la altura de Antrim Road, en el que se han lanzado cócteles molotov, fuegos artificiales, pelotas de golf y botellas. La Policía de Irlanda del Norte ha respondido con el uso de cañones de agua. Al menos tres agentes han sido trasladados al hospital, mientras que han informes sin confirmar del disparo de pelotas de goma.
'The Guardian' ha señalado que, al parecer, todos los agentes han resultado heridos por las acciones de los lealistas, que han llegado a incendiar cubos de basura y lanzarlos contra el cordón policial. Durante la noche se ha desplegado un fuerte dispositivo de seguridad en el área.
Los enfrentamientos se han desatado tras el desfile republicano, organizado por la Red Republicana por la Unidad (RNU), grupo que se opone al Sinn Féin. Según la formación, la marcha fue atacada por lealistas, dejando varios heridos, entre ellos varios niños.
Por contra, la Orden de Orange ha asegurado que los problemas empezaron después de que los republicanos atacaran el Orange Hall de la calle Clifton, una acción que han descrito como "premeditada".
Las tensiones entre ambas comunidades en la localidad han ido en aumento desde la semana pasada, cuando siete agentes de Policía resultaron heridos cuando intentaban contener un enfrentamiento entre facciones lealistas y republicanas. El incidente se produjo después de que varias bandas de música lealistas desafiaran una orden legal y cantaran canciones sectarias a las afueras de la catedral de San Patricio, una de las iglesias católicas más antiguas de la ciudad.