Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Encuentran muerto al fiscal que denunció a Cristina Fernández de Kirchner

Las autoridades de Argentina han localizado el cadáver del fiscal Alberto Nisman, quien hace unos días acusó a la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, de encubrir a los iraníes que estarían detrás del atentado perpetrado el 18 de julio de 1994 contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires. La Fiscalía Federal argentina ha abierto una investigación sobre la muerte de Nisman y ha confirmado que recibió un disparo de arma de fuego. El ministerio de seguridad del gobierno argentino ha informado de que la puerta de la casa estaba cerrada y el cadáver en el baño junto a un arma.

El cadáver del fiscal, que disponía de 10 efectivos de la Policía Federal Argentina para su custodia personal, fue encontrado en el suelo del baño, y junto a él había un arma de fuego calibre 22, además de un casquillo de bala.
Así lo ha confirmado el Ministerio de Seguridad del Gobierno argentino, que ha emitido un comunicado en el que explica que Alberto Nisman fue hallado sin vida el domingo por la noche en su departamento del piso 13 de la torre Le Parc, en el barrio bonaerense de Puerto Madero.
A primera hora de la noche, la madre entró en la vivienda acompañada por uno de los gurdaespaldas, hallando el cuerpo de Nisman en el interior del baño de su habitación, bloqueando la puerta de ingreso al mismo.
Inmediatamente se notificó a la justicia de turno. Ante la presencia del juez De Campos y de la fiscal Fein, personal policial logró ingresar al baño. Junto al cuerpo de Nisman, que se hallaba en el suelo, se encontró un arma de fuego calibre 22, además de un casquillo de bala.
"El fiscal ha sido encontrado muerto. No podemos aventurar pronósticos hasta que la morgue precise la causa determinante. Sí se puede confirmar que fue un disparo de arma de fuego, calibre 22", ha explicado la fiscal federal Viviana Fein, titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción 45.
En declaraciones a la prensa en la puerta de la Torre Le Parc, Fein ha dicho además que el cuerpo del fiscal "fue encontrado" en su apartamento "por su madre", quien acudió al domicilio de Puerto Madero al no tener novedades de su hijo en toda la jornada.
"Se le tomará declaración indagatoria a la custodia", ha señalado. El operativo de búsqueda del fiscal especial se inició pasada la medianoche del domingo, después de que su madre diera aviso a la Policía. La Gendarmería estableció un cerco perimetral en torno al edificio, donde se desplegó personal de la Unidad Criminalística Móvil, de la Unidad Médica Forense, Prefectura y Same.
La fiscal, que ha trabajado en el lugar junto al juez de la causa, Manuel de Campos, y al secretario de Seguridad de Nación, Sergio Berni. "Confío en la Policía Federal y Prefectura, trabajaremos con prudencia y cerca del mediodía tendremos precisiones, porque todavía no podemos confirmar el suicidio", ha afirmado.
A falta de que se esclarezca lo ocurrido, el diario argentino Clarín ha publicado unas declaraciones del fiscal días antes de lo sucedido en las que afirmaba que "yo puedo salir muerto de esto".
Iba a declarar contra Fernández de Kirchner
Estaba previsto que el fiscal compareciera ante la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados por su denuncia contra Fernández de Kirchner y varios miembros de su Gobierno en el marco del citado caso.
En un escrito de 300 páginas, Nisman señaló a la presidenta y a su ministro de Exteriores, Héctor Timerman, entre otros cargos públicos, como autores y cómplices de encubrimiento agravado de los sospechosos iraníes, así como de otros delitos conexos, como obstrucción e incumplimiento de los deberes de funcionario público.
El atentado contra la AMIA, que dejó 85 muertos y 300 heridos es el mayor ataque terrorista perpetrado en suelo argentino, a pesar de lo cual sigue sin resolver, principalmente, porque los sospechosos, cinco iraníes entre los que se encuentran el expresidente Akbar Hashemi Rafsanjani y el exministro de Defensa Ahmad Vahidi nunca han sido interrogados.
En 2013, los gobiernos de Fernández de Kirchner y Mahmud Ahmadineyad firmaron un Memorando de Entendimiento (MOE) con el objetivo de "destrabar una causa que estaba absolutamente inmovilizada".
Además, el memorando permitía por primera vez a las autoridades argentinas interrogar a los acusados en el país sudamericano del atentado de la AMIA, algo a lo que Irán se había negado insistentemente.