Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Treinta muertos en los disturbios en un campo de fútbol en Egipto

Los enfrentamientos entre los ultras de un club egipcio y la policía han dejado 30 muertos a las puertas de un campo de fútbol en El Cairo. La liga de fútbol se ha suspendido y se ha abierto una investigación para saber qué ha pasado. Desde el gobierno egipcio afirman que los agentes han tenido que intervenir para evitar que los radicales se colaran en el estadio sin entradas.

Testigos presenciales han relatado que se produjo una estampida cuando la Policía empleó gases lacrimógenos contra un grupo que intentaba acceder al Estadio de la Defensa Aérea de El Cairo, donde se iba a jugar un partido de la liga egipcia entre el Zamalek y el ENPPI.
La Policía empleó gases lacrimógenos para dispersar a miembros del grupo Ultras White Knights del Zamalek a las afueras del Estadio de la Defensa Aérea de El Cairo, donde se iba a disputar el partido.
Desde el Ministerio del Interior han asegurado que los disturbios comenzaron cuando los ultras intentaron acceder al estadio sin entrada. "Los aficionados del Zamalek intentaron entrar por la fuerza y tuvimos que impedir que causaran daños en la propiedad pública", ha relatado el Ministerio, según recoge 'Al Ahram'.
Sin embargo, desde Ultras White Knights han desmentido esta versión y aseguran que les lanzaron los gases lacrimógenos cuando estaban acorralados contra una valla metálica con alambrada.
Este es el incidente más grave relacionado con el fútbol egipcio desde que el 1 de febrero de 2012 murieran 72 personas en enfrentamientos tras un partido de fútbol en Port Said bajo la sospecha de la implicación de elementos afines al Ejército y al régimen del entonces ya expresidente Hosni Mubarak.