Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 21 heridos en enfrentamientos entre cristianos y musulmanes

Al menos 21 heridos en nuevos enfrentamientos entre cristianos y musulmanes en El CairoInformativos Telecinco

Al menos 21 personas han resultado heridas, dos de ellas de gravedad, en los disturbios registrados este domingo durante los funerales por los fallecidos desde el viernes en un brote de violencia sectaria entre cristianos y musulmanes en la localidad de El Jusus, a las afueras de El Cairo, según el último balance publicado por el Ministerio de Sanidad.

Los disturbios se han producido en torno a la Catedral Copta de San Marcos, en el barrio cairota de Abbasiya, el templo cristiano más importante del país, donde cientos de personas participaban en el funeral por los cuatro coptos fallecidos en los disturbios de Al Jusus, en donde también falleció un musulmán, informa el diario estatal 'Al Ahram'.
Al parecer un grupo numeroso de personas, supuestamente islamistas, increparon a los coptos que participaban en el funeral y les lanzaron piedras. Los cristianos respondieron también lanzando piedras y pronto se produjeron los primeros disparos. Todo apunta a que la cifra de heridos podría aumentar, ya que sigue habiendo violencia, pero por el momento no se ha informado de ningún muerto.
La Policía ha intervenido y ha empleado gases lacrimógenos para dispersar a los dos grupos. Uno de los botes de gas habría caído dentro de la propia catedral.
Antes de que sucedieran los enfrentamientos, los cristianos coptos habían convocado una marcha ante la iglesia tras las oraciones, en torno al mediodía, para recordar a los fallecidos en los enfrentamientos de Al Jusus, donde varios niños cristianos fueron sorprendidos pintando en el muro de una escuela coránica y el enfrentamiento derivó en un tiroteo entre integrantes de ambas comunidades.
Desde la caída del régimen del presidente Hosni Mubarak, en 2011, se han incrementado los incidentes de violencia sectaria entre la mayoría musulmana y la minoría cristiana copta, que supone aproximadamente el 10 por ciento de los 80 millones de habitantes del país. La elección del presidente islamista Mohamed Mursi no ha mejorado la situación pese a su compromiso declarado de proteger a las minorías.