Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ejército filipino confirma al menos 31 rebeldes yihadistas muertos durante las operaciones en Marawi

Al menos 31 rebeldes yihadistas del grupo Maute han muerto durante la operación de asedio que el Ejército filipino ha comenzado esta semana en la localidad de Marawi, en la isla de Mindanao, para acabar con la organización y encontrar al líder de la organización terrorista Abú Sayyaf, Isnilon Hapilon, al que presuntamente están ocultando allí.
"Por el momento hemos confirmado al menos 31 milicianos muertos", ha declarado este viernes el portavoz militar de las operaciones en la región, el coronel Jo-ar Herrera. En lo que se refiere a bajas entre los militares "hemos perdido a seis soldados y otros 45 han resultado heridos", ha manifestado.
Según Herrera las operaciones marchan a buen ritmo aunque "todavía quedan entre 20 y 30 combatientes" Maure, afines a Estado Islámico, atrincherados en la localidad, de acuerdo con sus declaraciones durante la rueda de prensa celebrada en la cercana ciudad de Iligan, recogidas por la cadena ABS-CBN.
Horas antes Herrera, ha asegurado que, según los datos de Inteligencia recibidos, Hapilon todavía sigue en Marawi, contradiciendo informaciones previas del presidente Rodrigo Duterte, quien aseveró el pasado mes de abril que el líder de Abú Sayyaf podría haber muerto durante un bombardeo en enero.
Hapilon se encuentra además en la lista de más buscados del FBI por su papel en el secuestro de 17 filipinos y tres estadounidenses. Sobre él pesa una recompensa de cinco millones de dólares.