Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ejército y la coalición intensifican sus ataques sobre uno de los últimos barrios de Mosul en poder de EI

La coalición internacional ha bombardeado este sábado el barrio de Zanjili, en el centro oeste de Mosul, y uno de los últimos reductos de Estado Islámico en la ciudad iraquí, según han podido confirmar periodistas de la agencia de noticias kurda Rudaw presentes en la localidad.
Los bombardeos han alcanzado al menos tres posiciones del grupo yihadista y destruido una fábrica de armas, de acuerdo con las primeras informaciones facilitadas por el Servicio Antiterrorista de Irak, una unidad de élite del Ejército.
Antes del ataque, el Ejército iraquí ha completado la evacuación de 14 familias que se encontraban atrapadas en la zona posteriormente bombardeada, de acuerdo con las autoridades militares. La operación tuvo lugar bajo un intenso ataque de Estado Islámico, que costó la vida a siete civiles y dejó 23 heridos.
MENOS DE 500 YIHADISTAS
Las fuerzas iraquíes se hicieron este viernes con el control del barrio de Sihha, uno de los últimos cuatro distritos que la organización terrorista mantenía bajo su control en la ciudad iraquí en cuya parte vieja quedan ya solo menos de 500 yihadistas atrincherados en torno la mezquita de Al Nuri, donde el líder del grupo, Abú Bakr al Bagdadi, declaró el "califato" de la organización en 2014.
Ahora, el control del grupo se extiende al centro de la Ciudad Vieja, densamente poblada de civiles y los barrios de Zanjili y Al Shafa, esta última la disputada "ciudad de la medicina" de Mosul, para un total de 10 kilómetros cuadrados de territorio.