Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ejército de Siria anuncia nuevos avances en su ofensiva en el este de Alepo

El Ejército de Siria ha anunciado este domingo nuevos avances en su ofensiva contra los grupos rebeldes que controlan barrios del este de la ciudad de Alepo.
Fuentes militares citadas por la agencia estatal siria de noticias, SANA, el Ejército ha recuperado el control de los barrios de Karm al Miasar y Karm al Tahan.
Horas antes, el Ministerio de Defensa ruso confirmó que el Ejército sirio ha conquistado más de la mitad del este de Alepo, territorio que hace un par de semanas estaba prácticamente bajo control rebelde.
Esta estimación rebaja un poco las cifras dadas por las fuerzas militares sirias pero encaja con el vuelco que ha dado la situación en Alepo durante las últimas semanas.
Las ofensivas rebeldes en la periferia han sido contrarrestadas y ahora más de 30 barrios de la ciudad se encuentran bajo control militar, con el oeste plenamente asegurado.
La toma del este de Alepo sería la mayor victoria para el presidente, Bashar al Assad desde el inicio del levantamiento en su contra en 2011, restaurando su control sobre el conjunto de la ciudad, al margen de la zona que ahora dominan las milicias kurdas, que hasta la fecha no se han enfrentado con el Ejército.
El jefe del Alto Comité Negociador (ACN) de la oposición siria, George Sabra, resaltó el martes que la caída del este de Alepo en manos del Ejército sirio no implicaría el fin de la lucha contra Al Assad.
"Alepo es un lugar importante para la revolución, pero no es el último lugar", indicó, recordando que "hay muchos lugares bajo control del Ejército Libre Sirio (ELS)".
Por su parte, el secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Humanitarios, Stephen O'Brien, "rogó" el miércoles al Consejo de Seguridad que actúe de una vez por todas para detener los combates y permitir el acceso de la ayuda humanitaria antes de que Alepo se convierta en "una gran fosa común".