Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ejército Nacional Libio asegura que la mayoría de los atacantes de Brak al Shati eran extranjeros

El Ejército Nacional Libio (LNA) ha asegurado que muchos de los milicianos que participaron en el ataque del jueves contra la base aérea de Brak al Shati, en el sur de Libia, eran extranjeros y ha alertado de que los militares están luchando contra el grupo terrorista Al Qaeda en la zona.
El portavoz de la duodécima brigada del LNA, Mohamed Lifrais, ha indicado que algunos militares han sido decapitados en el marco del ataque y que el LNA está convencido de que "está luchando contra milicianos de Al Qaeda".
Lifrais, que ha señalado que entre los prisioneros del LNA se encuentran un palestino, dos malienses y un chadiano, ha manifestado que el 70 por ciento de los milicianos que han muerto en el marco de los enfrentamientos o han sido capturados por el LNA son extranjeros.
El portavoz del LNA ha asegurado que varios militares han sido decapitados y otros han muerto tras ser quemados a lo bonzo, según ha publicado el diario local 'Libyan Herald'.
Al menos quince civiles, incluido un niño de diez años, han muerto en el ataque a la base aérea de Brak al Shati. "El LNA liberará la base", ha aseverado Lifrais, que ha informado de que los miembros del Ejército se encuentran ahora en las inmediaciones de Brak al Shati a la espera de contraatacar.