Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Egipto, de nuevo a las urnas

Este martes, prosigue el proceso electoral para elegir nuevo Gobierno

Egipto de nuevo sale a la calle para expresar su voluntad en las urnas. Este martes, prosigue el proceso electoral iniciado el lunes con la apertura de los colegios. La primera jornada de elecciones concluyó con un saldo de 25 heridos y más de 400 denuncias por irregularidades. Se espera que el proceso dure semanas con lo que el nuevo Parlamento no se formará hasta marzo.
Tras la primera jornada de votación en treinta años sin Hosni Mubarak como presidente, autoridades y organizaciones han hecho balance y, aunque se han mostrado relativamente satisfechos, han informado de al menos de 25 heridos y casi 400 denuncias ante supuestas irregularidades.
El Ministerio de Sanidad ha confirmado que 25 personas resultaron heridas en incidentes relacionados con la votación, si bien este departamento ha aclarado que se trató de sucesos "involuntarios".
Por su parte, el Consejo Nacional de Derechos Humanos de Egipto ha asegurado que la primera jornada concluyó con al menos 391 quejas relativas a presuntas violaciones de las normas establecidas.
Entre los grupos más citados en las denuncias figura el Partido Libertad y Justicia, brazo político de los islamistas Hermanos Musulmanes, favoritos en estas elecciones a la Cámara Baja. Además, el Consejo también menciona al Partido Libertad y a "algunos candidatos independientes".
De cara a la jornada de este martes, y con la intención de que en esta segunda jornada se apliquen las lecciones aprendidas, el jefe de la Comisión Suprema Electoral, Abdel Moez Ibrahim, ha prometido que ningún centro de votación cerrará si tiene personas en la puerta esperando para ejercer su derecho de sufragio.
Unos 17 millones de egipcios pueden votar en la primera fase de votación de dos días. En las próximas semanas se votará en las demás circunscripciones y después habrá una segunda vuelta.
Así, el nuevo parlamento no se formará hasta marzo y el nuevo presidente no tomará posesión del cargo antes del próximo verano. Mientras será la junta militar la que dirija el destino del país.