Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mursi dará explicaciones ante la nación tras las protestas en Egipto

La plaza Tahrir, en El Cairo, se vuelve a convertir en epicentro de las protestas en EgiptoGTres

El presidente de Egipto, Mohamed Mursi, se va a dirigir a la nación a través de un discurso televisado en el que hablará, entre otras cuestiones, del decreto por el que se ha atribuido mayores poderes y que ha vuelto a sacar a miles de egipcios a las calles del país. Esta declaración llega después de que los partidos opositores y las fuerzas revolucionarias hayan convocado para este viernes nuevas manifestaciones en la plaza cairota de Tahrir y otras localidades del país bajo el lema 'Revoca o vete' para solicitar al presidente del país que rescinda su declaración constitucional.

"El presidente se dirigirá a la nación en un discurso televisado el jueves por la tarde", ha explicado un portavoz de la jefatura de Estado a la agencia Reuters.
Mursi "hablará sobre el decreto constitucional" y dirá "por qué lo aprobó", según la fuente, que prevé también referencias a las movilizaciones populares de los últimos días, en el marco de las cuales han vuelto a producirse concentraciones masivas en la cairota plaza Tahrir.
Mientras, los partidos opositores y las fuerzas revolucionarias egipcias han convocado para este viernes nuevas manifestaciones en la plaza cairota de Tahrir y otras localidades del país bajo el lema 'Revoca o vete' para solicitar al presidente que rescinda su declaración constitucional, que ha desatado una ola de protestas en Egipto.
Las marchas comenzarán tras el fin de los rezos del viernes desde las principales mezquitas de la capital hacia las plazas de cada localidad, según ha informado el diario egipcio 'Al Masry al Youm'.
Apoyos al presidente
Estas manifestaciones se celebrarán apenas un día antes de las convocadas por Hermanos Musulmanes y los partidos salafistas para mostrar su apoyo al presidente del país. Mahmud Ghozlan, portavoz de los Hermanos Musulmanes, ha indicado que el grupo islamista "ha llamado a protestas a favor de Mursi en todo el país". "Los lugares exactos de las protestas se están discutiendo en estos momentos", ha precisado.
Además del rechazo en las calles, el decreto presidencial también ha provocado la reacción de los jueces, que decidieron convocar el sábado una huelga indefinida hasta que la medida sea retirada.
El Tribunal Supremo Constitucional de Egipto ha acusado a Mursi de estar llevando a cabo una campaña en su contra, mientras que el Tribunal de Casación y el de Apelación de Egipto han anunciado que suspenderán su actividad a la espera de que se produzca una sentencia sobre la constitucionalidad del decreto.
La declaración constitucional
Uno de los puntos más controvertidos del texto aprobado por Mursi es el sexto, en el que se establece que "el presidente está autorizado para tomar cualquier medida que considere adecuada para preservar y salvaguardar la revolución, la unidad y la seguridad nacional".
Varias voces críticas con el presidente han manifestado que este artículo supone una declaración de ley marcial bajo el disfraz de un artículo parte de un decreto, al tiempo que han mostrado su preocupación ante las posibles implicaciones de una formulación tan laxa, ya que queda abierta a interpretación la forma de aplicar o las situaciones en las que aplicar el artículo.
Asimismo, el sistema judicial no podrá vetar, anular ni enmendar ninguna ley, declaración o decreto emitido por Mursi desde que llegó al poder hasta que se ratifique una nueva Carta Magna y se haya elegido un nuevo Parlamento, protegiendo así sus decisiones de cualquier tipo de revisión.  
Además, en su declaración constitucional, Mursi decretó que la Asamblea Constitucional no podrá ser disuelta ni por el sistema judicial ni por el Consejo de la Shura (la Cámara Alta del Parlamento egipcio), y que el organismo --dominado por Hermanos Musulmanes-- contará con otros dos meses de plazo para redactar la Carta Magna del país, extendiendo el plazo de los seis a los ocho meses.
Por último, ordenó la destitución del fiscal general del país, Abdel Maguid Mahmoud, y el nombramiento de Talat Abdulá --quien ha jurado su cargo minutos después de que Mursi terminara la lectura del decreto-- sin la aprobación del Consejo Judicial Supremo.