Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Egipto anuncia la incautación de un vehículo cargado de explosivos en un túnel bajo el canal de Suez

El Ejército de Egipto ha anunciado este miércoles la incautación de un vehículo cargado de explosivos en un túnel ubicado en el canal de Suez, agregando que dos personas han sido detenidas en la operación.
El portavoz de las Fuerzas Armadas, Tamer al Refaei, ha asegurado que el vehículo "portaba una gran cantidad de materiales explosivos", adjuntando una foto en la que se puede ver tanto el coche incautado como a los sospechosos.
Así, ha indicado que ambos "iban de camino para entregar apoyo a elementos terroristas", agregando que "se han iniciado los procedimientos legales" contra los detenidos.
El coche ha sido interceptado en el túnel Ahmed Hamdi, de más de 1.600 metros de largo y que transcurre bajo el canal de Suez, que conecta la localidad de Suez con la península del Sinaí.
El Ejército de Egipto anunció el 16 de octubre el inicio de una nueva ofensiva a gran escala contra "elementos terroristas" en el norte y el centro de la península del Sinaí.
Se trata de la segunda campaña lanzada por el Ejército desde la 'Operación Derecho del Mártir', que arrancó en septiembre de 2015 con el objetivo declarado de acabar con la insurgencia en la península.
En la zona opera principalmente Península del Sinaí, conocido como Ansar Bait al Maqdis hasta que en 2014 juró lealtad al grupo yihadista Estado Islámico y se convirtió en su rama en la región.
Ansar Bait al Maqdis inició sus operaciones en la península del Sinaí en 2011, tras el levantamiento popular contra Hosni Mubarak, e incrementó sus operaciones en 2013, después del derrocamiento de Mohamed Mursi.
Cientos de policías, militares y milicianos han muerto en los últimos años de insurgencia islamista en Egipto, principalmente en la región del Sinaí.