Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Crece la tensión en Egipto por la presión de los islamistas

El triunfo del golpe militar en Egipto ha situado al Ejército como el garante de la nueva legitimidad. La coalición de los Hermanos Musulmanes se niega a acatarla y el presidente Morsi permanece arrestado y algunos de sus dirigentes están siendo detenidos. Para este viernes se espera una jornada de protesta por el levantamiento mientras que en las calles de El Cairo se respira la satisfacción por la caída de un régimen que empezaba a volverse contra el pueblo.