Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ejército egipcio acepta la dimisión del Gobierno interino

Convoca un diálogo con las fuerzas políticas para resolver la crisis

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas de Egipto ha llamado a la "calma" este lunes por la noche, después de que en los últimos días se hayan sucedido los incidentes violentos en El Cairo y el Gobierno haya presentado su dimisión. En este contexto, la junta militar ha convocado a las fuerzas políticas a un diálogo.
Tras los "dolorosos" sucesos de los últimos días, el Consejo ha mostrado sus condolencias a las familias de las víctimas de los recientes enfrentamientos y ha pedido tanto a población como a los grupos políticos que permanezcan en "calma", en aras de lograr una "atmósfera estable" que permita seguir avanzando en la transición.
Las autoridades interinas han encargado al Ministerio de Justicia la creación de una comisión que investigue los hechos y presente "cuanto antes" unas conclusiones que permitan, según han prometido, perseguir a los autores de la violencia.
La junta militar ha llamado a todos los partidos a iniciar un diálogo mediante el cual analizar las causas de la nueva crisis política y social y proponer soluciones, según recoge el periódico local 'Al Masry al Youm'. Aunque la nota oficial no da detalles, un portavoz del Partido Socialdemócrata, Mohamed Abul Ghar, ha declarado a Al Yazira que están citados para este martes a las 12.00 en el Ministerio de Defensa.
El Ejército egipcio acepta la dimisión del Gobierno interino
El portavoz del Ejecutivo, Mohamed Hegazy, ha explicado, citado por la agencia oficial MENA, que "teniendo en cuenta las difíciles circunstancias que está atravesando actualmente el país, el Gobierno seguirá cumpliendo sus obligaciones hasta que se tome una decisión sobre su renuncia".
Hegazy se refería a las protestas que desde el viernes pasado se vienen registrando principalmente en El Cairo, con la plaza Tahrir como epicentro, y los disturbios que se han producido desde entonces con las fuerzas de seguridad, en los que según los últimos datos, habría más de 30 muertos.
Egipto celebra a patir de este domingo las primeras elecciones parlamentarias desde la caída de Mubarak el pasado 11 de noviembre y por el momento desde el Gobierno se ha asegurado que se seguirá adelante con el proceso electoral pese a lo ocurrido en estos días.
Esta mañana, el ministro de Cultura, Emad Abu Ghazi, había presentado su dimisión formal ante el primer ministro, Essam Sharaf, en protesta por la violencia empleada por las fuerzas de seguridad contra los manifestantes concentrados en la plaza Tahrir.
Abu Ghazi había asegurado en declaraciones al diario 'Al Ahram' que no tiene intención de dar marcha atrás en su decisión de abandonar el cargo, anunciada ya el domingo, cuando aún no se conocía la gravedad de los disturbios. Hasta el momento el Gobierno ha reconocido 22 muertos y ciertas fuentes elevan a 33 el número de fallecidos.
Los manifestantes expulsan al líder del partido de los Hermanos Musulmanes
El líder del partido Libertad y Justicia (la formación política de la organización islamista egipcia Hermanos Musulmanes), Mohamed el Beltagi, ha sido expulsado este lunes de la plaza Tahrir de El Cairo por los manifestantes que llevan desde el sábado reunidos en este simbólico emplazamiento, según ha informado el diario estatal 'Al Ahram'.
El Beltagi, un antiguo parlamentario y líder de la formación política de los Hermanos Musulmanes, ha expresado recientemente su apoyo a los manifestantes, tras la represión de las fuerzas de seguridad, que ha dejado a más de una veintena de manifestantes muertos y más de 1.000 heridos.
En un comunicado publicado este lunes, los Hermanos Musulmanes han condenado la actuación de la Policía y el Ejército y han responsabilizado al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas --la junta militar que dirige el país desde la renuncia del presidente, Hosni Mubarak, el pasado 11 de febrero-- por la brutal represión de los agentes contra los manifestantes.
A pesar del respaldo a los manifestantes, los Hermanos Musulmanes habían rechazado inicialmente sumarse a las protestas, lo que ha llevado a los manifestantes a obligar a El Beltagi a abandonar la plaza que acogió las manifestaciones que forzaron la renuncia de Mubarak cuando se ha presentado allí con un grupo de seguidores.
Los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes comenzaron el pasado sábado cuando los agentes intentaron disolver una sentada celebrada en la plaza Tahrir de El Cairo.
Este lunes por la tarde, Beltagi ha anunciado que los Hermanos Musulmanes se sumarán a las manifestaciones en la céntrica plaza cairota.